Llamamiento a la crisis de Myanmar

Los Rohingya han vivido principalmente en el Estado de Rakhine en Burma durante décadas. Según lo reportado, se les ha denegado la ciudadanía, la libertad de circulación, el acceso a la educación y se enfrentan a una incesante persecución en el Estado de Rakhine.

Se estima que en los últimos 3 años, más de 300.000 personas han abandonado sus hogares en búsqueda de seguridad.

Trabajando en Myanmar desde 2008

Rakhine es uno de los estados menos desarrollados de Myanmar, caracterizado por la desnutrición, bajos ingresos, pobreza y débiles infraestructuras. Después de un estallido de violencia en el 2012, aproximadamente 140000 personas se vieron obligadas a huir de sus hogares y buscar refugio en campamentos provisionales en los municipios de Sitter y Kyauktaw. Debido a la restricción de movimiento y a la falta de seguridad, existen pocas oportunidades de empleo, lo cual supone dificultades de supervivencia para miles de familias. De acuerdo con el Programa Mundial de Alimentos, casi la mitad de la población de la región se encuentran en una situación de grave incertidumbre por la escasez de alimentos.

Además de la comida, otros servicios básicos como la vivienda, el agua potable y el acceso a la sanidad son primordiales para los desplazados de Rohingya.

Islamic Relief está respondiendo a la crisis suministrando paquetes de alimentos a las familias refugiadas en estos campamentos. Los paquetes incluyen alimentos básicos como arroz, lentejas, guisantes, aceite y pescado en conserva.

Por favor, ayuda a los Rohingya de Myanmar mediante tu generosa donación.

$90 can provide a family with food for a month