Agua para la vida

“La mejor forma de caridad es dar agua (de beber)”.

(Profeta Mohammad (ﷺ), narrado por Ibn Majah)

La falta de agua limpia se cobra la vida de un niño cada minuto. Las estadísticas son realmente alarmantes: casi 800 millones de personas no tienen acceso a agua potable, y,mientras, una mujer en África camina un promedio de 6 km al día para ir a buscar agua limpia.

El problema es cada vez peor, ya que el cambio climático causa cada vez más sequías, dejando grandes áreas de tierra áridas y secas.

Cómo está ayudando Islamic Relief

Islamic Relief cree en dar agua para la vida. Cuando construimos un sistema, queremos asegurarnos de que después de que nos retiremos, los lugareños nunca tengan que necesitar pedir ayuda para tener acceso al agua nuevamente.

Es por ello que tomamos un enfoque cuidadosamente adaptado a cada área. Construimos pozos en varios condados, pero algunas áreas no disponen de agua subterránea, por lo que cavar un pozo no dará resultados – construimos un sistema de acumulación de agua de lluvia que ayuda a almacenar el agua. En los países con estaciones húmedas y lluviosas seguidas de períodos largos y secos, construimos presas pequeñas y embalses, permitiéndole al pueblo almacenar el agua de manera segura para su uso durante todo el año. Y para ahorrarles a las mujeres y niños la difícil tarea física de bombear agua a mano, aprovechamos la energía natural a través de pozos solares.

No se trata sólo de construir sistemas, sino de cimentar a la gente también. Hace cinco años, más de 50.000 puntos de agua en África fracasaron porque nadie había enseñado a las comunidades cómo mantenerlos y repararlos si se deterioraban. Entrenamos a la gente local para que cuide de sus nuevos sistemas, e igualmente les enseñemos a utilizar el agua de manera segura para mejorar la salud y la higiene, para que cuando nos retiremos, se les haya dado eficazmente agua para la vida.

Un regalo bendecido

Cuando una persona muere, todos sus actos concluyen excepto tres: una donación continua, el conocimiento beneficioso y un niño que reza por ellos” (hadith del Profeta ﷺ, narrado por Muslim).

Una donación continua – sadaqah jariyah – es uno de los actos más valiosos que podemos hacer en esta vida, que continúa beneficiándonos en el futuro, incluso después de haber dejado atrás este mundo.

InshaAllah, esperamos que nuestros proyectos de agua no sean sólo una donación continua, proporcionando agua en los años venideros, sino que además incluyan un conocimiento beneficioso, enseñando a las comunidades a tener acceso al agua y a mantenerse a sí mismos y a sus hijos sanos, un conocimiento que será transmitido de generación en generación!

Proporcionando agua para la vida