Ramadán

El mes de Ramadán es un mes de bendición y misericordia, en el que los musulmanes de todo el mundo ayunan desde el amanecer hasta el atardecer. Una de sus ventajas es que la persona que ayuna puede sentir el hambre y la sed a la que millones de personas en todo el mundo se enfrentan a diario.

“No es creyente aquel que come hasta saciarse mientras su vecino pasa hambre.” (Profeta Muhammad. Que la paz sea con él).

El ciclo del hambre

Pasar hambre significa mucho más que simplemente saltarse una comida. Es un calvario constante que tiene atrapadas en sus garras a más de 800 millones de personas. La pobreza extrema se ha reducido a la mitad en los últimos 15 años. Sin embargo, el hambre y la malnutrición siguen siendo una de las principales causas de muerte, especialmente entre los niños. Todos los días, en torno a  24.000 personas mueren víctimas del hambre, tres cuartas partes de las cuales son niños menores de cinco años. Todas las noches millones de personas en el mundo se acuestan con el estómago vacío.

50€ pueden proporcionar un paquete de alimentos a una familia durante todo un mes.
150€ pueden suministrar agua potable a una familia mediante la construcción de un pozo de agua.
250€ pueden proporcionar educación a un huérfano durante un año.

Cada paquete contiene:
Arroz, pasta de tomate, un paquete de margarina, lentejas, azúcar, habas, paquete de freekeh, macarrones, atún, avecrem, la caja, leche en polvo / humus, queso / halawah, fideos finos / tahini / jugo en polvo, bolsa de sal / sobres de té / harina, carne enlatada / sardinas enlatadas / especias y dátiles.
Países en lo que se hace la distriubución de paquetes de alimentos – Ramadán 2018

Afganistan, Albania, Bangladesh, Bosnia, Chad, Chechnia, Etiopía, India, Indonesia, Iraq, Jordania, Kenya, Kósovo, Líbano, Lesotho, Macedonia, Malawi, Mali, Myanmar, Nepal, Niger, Pakistan, Palestina (Gaza) y (Cisjordania), Filipinas, Somalia, Sud Africa, Sud del Sudan, Sri Lanka, Sudan, Siria, Tunez, Yemen y Zimbabwe.

 

Cómo combatimos el hambre en el mundo

Cuando las poblaciones se ven afectadas por inundaciones, hambrunas, terremotos o guerras, Islamic Relief está presente sobre el terreno, proporcionando ayuda esencial a las familias que lo han perdido todo. El año pasado, gracias a tu apoyo, distribuimos suficientes paquetes de alimentos para un mes a más de un millón de personas en 35 países.

Allá donde se requiera asistencia inmediata proporcionamos alimentos básicos para llegar a las familias vulnerables. La ayuda puede ser en forma de un paquete familiar de alimentos básicos como arroz, pasta, judías y pan, o a través de comedores sociales, que alimentan a niños desnutridos, ayudándoles a recuperar su infancia y brindándoles un futuro mejor.

En Ramadán podemos sentir el hambre y la sed a la que millones de personas en todo el mundo se enfrentan a diario. Ayúdales a no pasar más hambre. ¡Llena su vacío este Ramadán!

“Ojalá pudiera volver atrás en el tiempo para ir al colegio con mis amigos, para jugar, para tener comida y agua… para vivir.” Hamidou, 12 años, Siria.

Tras la muerte de sus padres, Hamidou ha estado viviendo con su abuelo y sus 16 hermanos. Destruyeron su casa dos veces, pero su abuelo siempre la reconstruye y, hoy, puede beneficiarse de vuestra ayuda para la supervivencia de sus nietos.
Nosotros no podemos llenar el vacío que ha ocasionado la pérdida de sus padres, pero podemos asegurarle a Hamidou una nutrición saludable y una educación para ayudarle a cumplir sus sueños y llegar a ser un médico que salve la vida de otros niños.

Proyectos de Ramadán