Emergencia alimentaria en Yemen

Una situación humanitaria ya devastadora que se ha visto gravemente agravada por el aumento de los combates. Miles de personas han fallecido y más de 3 millones de personas han sido forzadas a huir de sus hogares.

Islamic Relief trabaja actualmente en 18 de las 22 gobernaciones de Yemen, llegando a muchas de las zonas más afectadas por el conflicto. Con tu apoyo esperamos proporcionar ayuda adicional en esta crisis cada vez más profunda.

Desde marzo de 2015 la situación ha empeorado. El 80% de la población de Yemen necesita ayuda humanitaria. Los bienes esenciales, como alimentos, se han más que duplicado de precio, y los medicamentos específicos ya no se pueden encontrar en las tiendas.
Sami Jassar – Ayudante de Islamic Relief en Yemen

Islamic Relief, intensificando los esfuerzos para responder a la crisis del cólera en Yemen

Islamic Relief está intensificando sus esfuerzos para hacer frente a la crisis del cólera en Yemen, ya que el número de casos sospechados supera ahora los 200.000. La Organización Mundial de la Salud junto con UNICEF han calificado la crisis en Yemen como el peor brote de cólera en el mundo.

En los últimos dos meses más de 1.300 personas han perdido ya la vida a causa de esta enfermedad por la cual, cada día mueren 30 personas (de las cuales muchas son mujeres y niños)

Hospitales y centros de salud en todo el país se ven abrumados por el creciente número de pacientes que precisan tratamiento urgente.
Hemos proporcionado 60 tiendas de campaña para tres hospitales en Sana’a, que puede acomodar a 300 pacientes.
Uno de estos centros médicos es el hospital Al Sabeen, que actualmente recibe entre 100 y 150 pacientes de cólera al día quienes se ven obligados a compartir camas de hospital. El personal allí trabaja a contrarreloj para tratar a estos pacientes, pero no han recibido un salario en los últimos ocho meses.

Islamic Relief también ha suministrado medicamentos contra el cólera, incluyendo soportes de IV, tubos de cánula, bolsas de solución salina, antibióticos, sales de rehidratación oral, guantes, jeringas y kits de higiene, incluyendo jabón, desinfectante y toallas a hospitales en cinco gobernaciones.
Muhammad Abbas Zulqarnain, Country Director for Islamic Relief in Yemen said: “This cholera outbreak is now affecting every part of the country in Yemen and it’s hardly surprising that the health facilities are struggling to cope. Less than half of them are fully functioning after two years of war; many lack some of the most basic medical equipment and drugs and staff haven’t been paid for over eight months.”

Muhammad Abbas Zulqarnain, Director de islamic relief en Yemen, dijo: “Este brote de cólera está afectando a todos los rincones del país en Yemen y no es de extrañar que instituciones sanitarias están luchando para hacerle frente. Menos de la mitad de ellos están en pleno funcionamiento después de dos años de guerra; Muchos carecen de algunos de los equipos médicos más básicos y las drogas y el personal no han sido pagados en más de ocho meses “.

“El nivel de sufrimiento en Yemen, incluso sin contar la crisis del cólera, es absolutamente trágico. La gente está contrayendo la enfermedad porque no tiene suficiente comida para alimentarse o por carecer de agua limpia. Y una vez contraen la enfermedad luchan para costearse los gastos de permitirse el hospital “.
El personal en el terreno de Islamic Relief conoció de primera mano a algunos de los muchos niños que padecen la enfermedad.

Rahaf Ibrahim

Rahaf Ibrahim tiene tres años y siete meses de edad. Ella y su familia fueron desplazados de la gobernación de Raymah y ahora habitan en Sana’a. Ella padecía malnutrición y poco después enfermó con diarrea acuosa aguda. Su madre, Iftikhar, la llevó al hospital donde le diagnosticaron cólera y está recibiendo tratamiento junto con su hermano mayor. Su otro hermano Mohab,  mamá y papá han sido tratados por la enfermedad y, afortunadamente, han logrado hacer una recuperación. El esposo de Iftikhar informó recientemente que otro de sus hijos en casa ha comenzado a tener diarrea. Iftikhar está desesperadamente preocupada por poder continuar cuidando de sus hijos. Su marido, al igual que muchos en Yemen, no tiene trabajo y arrastran varios meses de retraso en el alquiler. Le preocupa que puedan ser desahuciados y no poder pagar los costos del tratamiento.

Nabeel Saleh Mohammed

Nabeel Saleh Mohammed (6) contrajo repentinamente diarrea acuosa aguda que le causó mucho dolor. Su abuela lo llevó al hospital y él ya estaba inconsciente cuando llegó. Ella permanecía a su lado con preocupación, ya que no tenía ni idea de lo que le pasaba. El médico le diagnosticó cólera y ahora está recibiendo tratamiento.

Mirando alrededor del hospital, la abuela estaba muy preocupada. Ella explicó: “Hay tantas personas que sufren de esta enfermedad. El hospital ya está lleno y muchos pacientes nuevos llegan cada día. Espero que mi nieto y todos los otros niños se mejore pronto. Este conflicto hace cada vez más difíciles las condiciones de vida. Oro para que termine pronto.