pueden proporcionar agua limpia a cuatro familias durante una emergencia a través de camiones cisterna
pueden proporcionar un paquete de alimentos para cuatro familias
pueden dotar a 3 hospitales de medicamentos y equipamiento para tratar la desnutrición
Introduce otra cantidad

pueden proporcionar alimento durante una emergencia
puede proporcionar ayuda esencial durante una emergencia
pueden proporcionar cobijo durante una emergencia
Introduce otra cantidad

Últimas noticias en Sudán

Los enfrentamientos entre las SAF y las RSF en Sudán empezaron hace más de dos meses y medio. Los combates continuaron, a pesar del alto el fuego unilateral anunciado previamente por ambos grupos durante Eid al Adha, mientras la violencia entre comunidades se extendía por todo Darfur.

Las actividades delictivas, asesinatos y robos afectan a diferentes partes del país.

Más de 600 personas han muerto y otras 5.000 han resultado heridas desde que estallaron los enfrentamientos. Sin embargo, se espera que el número de víctimas reales sea mucho mayor, ya que las comunicaciones se han visto gravemente afectadas.

Entre los fallecidos hay al menos 5 trabajadores humanitarios. Oficinas humanitarias han sido atacadas y saqueadas.

Según los últimos datos, el número de personas desplazadas por el conflicto en Sudán alcanza las 2.152.936 personas, unas 431.031 familias. Además de los desplazados internos, están los que han huido a países vecinos como: Egipto, Libia, Chad, República Centroafricana, Sudán del Sur y Etiopía, y se estima que son más de 644.800 personas.

Islamic Relief se pone en contacto con hospitales a medida que la violencia continúa

Islamic Relief está poniéndose en contacto con diferentes hospitales de Sudán en medio de un alto al fuego inestable.

El país se ha visto envuelto en violencia después de que los combates comenzaran el 15 de abril, obligando a los civiles a refugiarse en sus hogares por su propia seguridad.

A medida que los suministros de agua y comida se agotaban, se anunció un alto al fuego de tres días la noche del lunes. Sin embargo, diversos medios de comunicación internacionales afirman que se ha llevado a cabo un tiroteo esporádico hoy. Existe la preocupación de que la violencia se intensifique ahora que el Eid ha finalizado.

Islamic Relief se está poniendo en contacto con hospitales para estimar lo que necesitan y distribuir tanto suministros como apoyo.

Se ha reportado que desde el inicio de los enfrentamientos más de 400 personas han perdido la vida y miles más han resultado heridas. Sin embargo, se teme que el número real de víctimas sea mucho mayor, ya que las infraestructuras de comunicación se han visto gravemente afectadas.

Al menos 5 trabajadores humanitarios se encuentran entre los fallecidos y se han atacado y saqueado diferentes oficinas de ayuda humanitaria.

Se tiene la esperanza de que el alto al fuego permita que aquellos que lo necesiten reciban ayuda humanitaria, así como que se continúe con las evacuaciones de forma segura.

Diplomáticos y ciudadanos extranjeros han abandonado Sudán en los últimos días en medio de condiciones extremadamente peligrosas, mientras que la población local se ha jugado la vida para huir de la capital, Jartum, hacia pueblos o países colindantes como Egipto y Chad.

Los enfrentamientos en Sudán saturan los hospitales

En los alrededores de los hospitales también están teniendo lugar los combates, lo que impide que los heridos reciban la atención médica urgente que necesitan.

El acceso a la atención sanitaria se ha visto gravemente afectada por el conflicto. En Jartum, el 61 % de los establecimientos de sanidad se encuentran inactivos y tan solo el 16 % se encuentra en funcionamiento, lo que deja a millones de personas sin acceso a atención sanitaria. 

“Los hospitales necesitan apoyo urgente. La mayoría de los hospitales de Jartum ya no están operativos y varios hospitales han sido bombardeados y recibido disparos. Otros se han quedado sin combustible y no pueden funcionar. Los que aún están abiertos están llenos de heridos y se están quedando sin medicamentos y suministros. Ni siquiera quedan suficientes vendajes”.

En 2023, las necesidades humanitarias en todo Sudán han alcanzado niveles récord, con 15,8 millones de personas, alrededor de un tercio de la población total, que necesitan asistencia humanitaria.

Sudán tiene una de las tasas de desnutrición infantil más altas del mundo, con más de 3 millones de niños desnutridos y el número va en aumento.

Muchas familias no pueden permitirse alimentos diarios debido a la devaluación de la moneda sudanesa, así como el impacto de la guerra en Ucrania y la crisis política de Sudán, han disparado el precio de los alimentos. Los alimentos básicos como el sorgo y el mijo han aumentado un 700 por ciento en los últimos años y son un 60 por ciento más altos que hace un año.

Una situación desesperada

Según la FAO, los precios de los alimentos, el combustible y otras bienes básicos siguen en aumento, lo que hace que muchos artículos sean inasequibles para muchas familias.

Los precios de los productos básicos, como el agua embotellada, los alimentos y el combustible, han aumentado entre un 40 % y un 60 % en las zonas afectadas por conflictos. También hay informes sobre el rápido aumento de los costes de transporte, lo que dificulta que las personas puedan abandonar las zonas de conflicto.

Apoyo inquebrantable 

Nuestros equipos en Sudán han asistido hasta ahora a un total de 71.000 personas desde que estalló la crisis.

A través del Programa Mundial de Alimentos hemos distribuido 889.293 toneladas de alimentos a 40.841 personas en Nertiti, Darfur Central.

Gracias a nuestro equipo sobre el terreno, hemos distribuido 242 paquetes de alimentos, 78 kits de conservación de agua a 1550 personas desplazadas y 233 kits de higiene para 3.925 personas desplazadas en el estado de Al Jazirah. En las próximas semanas, Islamic Relief Sudan continuará distribuyendo paquetes de alimentos, kits de higiene y kits de construcción de agua, mientras que se entregarán medicamentos de emergencia al Ministerio de Salud.

Islamic Relief Sudan está proporcionando ayuda a nueve centros de salud en Nertiti en asociación de UNICEF, brindando servicios de salud y nutrición que salvan vidas, alcanzando así a 7.500 mujeres, niños y hombres desde el comienzo de la crisis.

Nuestros equipos también brindan asistencia a los desplazados internos en Al Jazirah y el estado de Gaderif. Proporcionamos alimentos, kits de higiene, kits de conservación de agua, medicamentos y combustible para hospitales.

El equipo sobre el terreno continúa con intervenciones periódicas en las áreas del Nilo Azul, Gaderif y Kordofán del Norte. Estas áreas actualmente no están afectadas por el conflicto, y por ello, nuestras oficinas sobre el terreno se encuentran parcialmente operativas en esa zona. Nuestra oficina en Jartum permanece cerrada debido al conflicto en curso y la situación de inestabilidad e inseguridad.

Islamic Relief lleva trabajando en Sudán desde hace  casi 40 años y sigue apoyando a las familias que están atrapadas en el ciclo de la violencia. 

Apoya nuestro trabajo para salvar vidas: haz una donación a la Emergencia en Sudán ahora

Islamic Relief España © 2024 | Todos los derechos reservados

DONACIÓN RÁPIDA