Apadrina un huérfano

El Profeta Muhammad (ﷺ) dijo:, “El tutor del huérfano (sea pariente suyo o no), y yo, estaremos así en el Jannah.” y señaló sus dedos índice y medio. [Bukhari (6006)]

Hay más de 160 millones de niños huérfanos en todo el mundo sin uno o ambos padres que les proporcionen un hogar, seguridad y lo más importante, cariño.

Una realidad que entristece por sus cifras

Hay más de 160 millones de niños huérfanos en todo el mundo sin uno o ambos padres, lo que significa que más de 160 millones de familias luchan económicamente para proporcionarles lo que necesitan y garantizarles una infancia digna.

El sufrimiento de un niño es una de las cosas más difíciles de presenciar. Especialmente vulnerables a los efectos de la pobreza y los conflictos, los niños son los más afectados cuando se enfrentan a desafíos difíciles de superar para los propios adultos; Ya sea a través de guerras, desastres naturales, conflictos políticos, sequías o enfermedades.

Para muchos huérfanos, la amenaza de la pobreza es constante y sin una educación y las herramientas para mantenerse, hay pocas posibilidades de un futuro mejor.

Cómo su emplea tu apadrinamiento

80%

Directamente para el huérfano y su familia

10%

Servicios sociales y trabajadores sociales

5%

Costes administrativos

5%

Generar fondos para más huérfanos

Tu apadrinamiento puede devolverle la sonrisa a un huérfano

El programa de apadrinamiento de huérfanos de Islamic Relief respalda a más de 56.000 huérfanos en 25 países y está diseñado para ayudar a aliviar la pobreza de los niños en las comunidades más pobres del mundo a través de un programa integral de apoyo que brinda a los huérfanos una buena nutrición, salud, educación, vivienda, bienestar social, psicológico y emocional.

Tu asistencia continua les garantiza disponer de un techo bajo el cual cobijarse y comida nutritiva en sus platos. Les permitirá ir a la
escuela con libros y material didáctico, y también les proporcionará asistencia sanitaria cuando estén enfermos.

No sólo cuidamos de su bienestar físico – como todos los niños, merecen sentirse seguros y felices. Tu apadrinamiento les asegurará recibir regalos de Eid y asistir a campamentos de verano, clases de deportes y excursiones divertidas. Un trabajador social les visitará regularmente para cerciorarse de que todo va bien.

En otras palabras, cuando apadrinas a un huérfano, no sólo le estás dando un regalo, sino una infancia entera.

Nuestro reto de este año 2017

Inicialmente: 68 0%
Hoy: 274 0%
Objetivo 2017: 550 0%

Nuestro primer niño apadrinado

Nuestro primer niño apadrinado fue en el año 1986 en Gaza, Palestina. La iniciativa que tuvo Islamic Relief fue por el hadiz del Profeta Muhammad (ﷺ) y para ayudar y dar apoyo a las viudas y los huérfanos como los miembros más vulnerables de las comunidades con las que trabajamos. En 1993 el programa de apadrinamiento empezó a crecer y se expandió a la mayoría de los países en los que trabajamos:
Afghanistan, Bangladesh, Chechenia, Etiopía, India, Kenya, Mali, Niger, Somalia, SriLanka, Sudáfrica, Sudán,
Yemen, Albania, Indonesia, Irak, Pakistán, Bosnia, Jordania, Kosovo, Líbano, Palestina y Siria. Llegando a día de hoy a un total de 56.000 huérfanos apadrinados en todo el mundo.

 

Una ayuda que no cesa

Gracias al Fondo General (FGH) para los huérfanos, Islamic Relief puede dirigirse a más niños y trabajar con las comunidades para mejorar la infraestructura básica de los pueblos. Así, como la construcción de casas con acceso a agua potable, colegios equipados con profesores cualificados, unidades de atención materno-infantil, la concesión de microcréditos a las mujeres que les permite hacer un ingreso regular para mantener a sus familias.

En Islamic Relief no nos detenemos a proyectos de desarrollo o a la adopción de un huérfano. Ante el trauma causado por la violencia que rodea a 7.000 huérfanos apadrinados en Gaza, la construcción de un centro psicosocial se ha puesto en marcha para proporcionar un apoyo psicológico y los tratamientos necesarios.

También entendemos que si falta aún un elemento esencial en el entorno de crecimiento de un niño, esto podría tener un impacto enorme en su desarrollo. Para ello, nuestro objetivo es ofrecer un apoyo constante al niño, con el fin de asegurarle una infancia feliz.

Por solo 45€ al mes no solo podrás darle una infancia digna a un niños, sino que le devolverás la sonrisa.