Zakareya: “Ramadán era diferente en Siria”

“En Siria durante el Ramadán, todos iban a sus trabajos por la mañana y volvían por la tarde”.

Zakareya cuenta: “Rezábamos y recitábamos el Corán y después empezábamos a preparar el iftar. No teníamos preocupaciones y vivíamos en paz”.

“Pero ahora todo es diferente. Nos hemos visto obligados a abandonar nuestra casa y trasladarnos al Líbano donde vivimos inmersos en la extrema pobreza”.

“Apenas puedo alimentar a mis 13 hijos. No podríamos sobrevivir si no recibiéramos ayuda por parte de organizaciones benéficas”.

“No encuentro trabajo aquí y todo es muy caro”.

“Ramadán era diferente en Siria, solía ser un mes de bendición y éramos felices. Pero ahora nada va bien. Somos refugiados que viven bajo láminas de plástico. Ya no sentimos las bendiciones del Ramadán”.

Este año, con tu ayuda, entregaremos 3.765 paquetes de alimentos para Ramadán en el Líbano para alcanzar a 18.825 personas como Zakareya.

Ayúdanos donando aquí

Últimas noticias