lunes, 28 febrero 2022

El programa de apadrinamiento de niños huérfanos y en situación de vulnerabilidad de Islamic Relief es muy completo y conforma uno de nuestros programas más efectivos y exitosos. Trabajamos duro para garantizar el bienestar de los niños que están bajo nuestro cuidado. Nos aseguramos de que el niño reciba educación, tenga acceso a asistencia sanitaria y la oportunidad de crecer y prosperar.

Muchas veces nos llegan preguntas sobre el programa cómo: ¿Sólo apoyáis a niños huérfanos musulmanes? ¿Cómo se satisfacen las necesidades de los niños? A continuación, os traemos algunas de las cosas que hacen que nuestro programa sea único. A medida que vayáis avancéis en la lectura, entraremos en detalle.

1) Apoyamos a niños con una atención individualizada

Cuando muchos de nosotros escuchamos la palabra “huérfano” automáticamente pensamos en un niño sin padre o madre. Sin embargo, desde un punto de vista islámico, el término “huérfano” es más amplio. No solo se aplica a niños cuyos padres han fallecido, sino que también a niños cuyos padres (uno u ambos) están en paradero desconocido. 

Siendo conscientes de los problemas a los que un niño se enfrenta en tales circunstancias, pese a tener un tutor legal, desde Islamic Relief ayudamos a miles de niños de diferentes países del mundo a tener una vida mejor. El programa de apadrinamiento de huérfanos de Islamic Relief está diseñado exclusivamente para apoyar a niños que han perdido a sus padres. En los 40 países donde opera Islamic Relief (incluyendo Siria, Palestina, Afganistán y Yemen, entre otros), décadas de guerra y tragedia han separado familias por completo. Es por eso que el programa de Islamic Relief también incluye a niños cuyos padres han estado desaparecidos durante varios años o se desconocen sus paraderos.

2) Cuidamos a huérfanos y a sus familias

En muchos países asolados por las guerras o en desarrollo, para las mujeres resulta extremadamente difícil ser madres de sus hijos huérfanos y, a la vez, el sostén de la familia. En muchos casos, los ingresos que obtienen no son suficientes para mantener a la familia u obligan a las mujeres a recorrer largas distancias. Esta situación hace que los niños no tengan otra alternativa más que trabajar a edades muy tempranas en lugar de ir a la escuela. El programa de apadrinamiento de huérfanos libera una parte de la carga económica a las que estas familias se enfrentan. Las donaciones mensuales que reciben ayudan a que el niño pueda optar por estudiar en vez de trabajar. Cuando apadrinas un niño a través de Islam Relief, le das la esperanza de que hay alguien a kilómetros de él que se preocupa por su bienestar y futuro.

Mujer elaborando comida

Las donaciones mensuales no son solo para los niños huérfanos. Al vivir con familiares, la ayuda económica se fragmenta para cubrir las necesidades de toda la familia, ya sea comprando comida o ropa, cubriendo los gastos escolares y mucho más. Esto le permite a la familia cubrir sus necesidades con dignidad y que el niño crezca en un ambiente más saludable.

3) Ayudamos y apadrinamos niños de todos los credos

En muchos de estos países conviven diversas religiones. Islamic Relief se basa en el principio de la inclusividad y diversidad, y apadrina niños huérfanos en situación de vulnerabilidad independientemente de la religión que profesen.

A menudo vemos que cuando un niño de una comunidad se une al programa de apadrinamiento, corre la voz y otros niños en necesidad también se unen. Este tipo de participación colectiva ayuda a levantar el estado socioeconómico de toda la comunidad.

4) Supervisamos continuamente el bienestar del niño

Nuestro programa de apadrinamiento implica un trabajo en conjunto llevado a cabo por las tres oficinas principales de Islamic Relief: nuestra oficina (Islamic Relief España), la oficina del país, y la sede internacional de Islamic Relief.

Madre sosteniendo a su hijo

A los trabajadores sobre el terreno se les facilita una plantilla de evaluación que se ajusta a las circunstancias del país para inscribir a los niños huérfanos al programa. Esta evaluación exhaustiva se realiza antes de que sean aceptados en el programa y mide la condición del niño en relación a la comunidad de su alrededor.

Una vez aceptado, el niño queda inscrito en una lista de espera para ser apadrinado por un donante. Para asegurar que la información del niño es relevante, los trabajadores locales llevan a cabo dos o más visitas cada año o dependiendo de las circunstancias. Las visitas también ayudan al niño a reforzar su relación con los trabajadores, pudiendo así tener a alguien que conozca su historia y situación para ofrecer una respuesta eficaz a las necesidades del niño y su familia. Muchas veces, a través de las visitas descubrimos dificultades únicas a las que se enfrentan, como disputas familiares o problemas de salud.

Ha habido tantos ejemplos conmovedores donde pudimos derivar estas dificultades a los donantes que estaban más que dispuestos a satisfacer las necesidades extras de su niño apadrinado, como una silla de ruedas o el acceso a clases de refuerzo. 

5) Abogamos por los derechos básicos de los niños

El programa está diseñado para proteger la dignidad de los niños huérfanos y sus respectivas familias. En cuanto se unen al programa, los trabajadores animan al niño a asistir a la escuela, si es posible. Este énfasis en la educación satisface los derechos básicos del niño, además de garantizar su futuro.

Niño estudiando en clase

También damos completa autonomía al niño y a su familia respecto a la asistencia financiera que proporcionamos. Ellos deciden cómo gastar su prestación trimestral, con supervisión limitada y sin condiciones. Realmente creemos en el principio de que nadie puede entender mejor sus necesidades que ellos mismos. Esto da a los niños huérfanos una oportunidad de vivir con menos dificultades.

Además de las necesidades básicas, también intentamos ofrecer a los niños una vida satisfactoria con acceso a actividades extracurriculares, programas de apoyo social, y esencialmente, una infancia llena de felicidad y alegría. Vuestra donación significa que puedan recibir regalos de Eid y participar en campamentos de verano, clases de deportes, y escapadas divertidas regularmente. Un representante de Islamic Relief les visita con frecuencia para garantizar que su hogar sea seguro y el ambiente sea sano.

Islamic relief también comprende las vulnerabilidades a las que se pueden enfrentar los niños huérfanos y sus familias. Para garantizar que tanto los beneficiarios como los representantes de Islamic Relief (empleados o voluntarios) están protegidos, hay una serie de políticas de protección además de canales de comunicación designados para presentar  quejas o preocupaciones. Esto se debe a que la principal prioridad de Islamic Relief es la seguridad y protección de nuestros usuarios y los representantes de Islamic Relief tanto a nivel organizativo como comunitario.

Por ejemplo, una de las muchas políticas de seguridad y protección implementadas es que las visitas no se pueden llevar a cabo con un único representante de Islamic Relief ni pueden atender a ningún usuario solos. En el proceso de denuncias, se requiere que los testigos estén presentes. Se espera que los usuarios y los representantes de Islamic Relief completen un formulario de registro por cada visita, que incluye quién está presente durante la visita para apoyar las evaluaciones y los planes de mejora.

Todos estos programas y políticas se desarrollan para garantizar la dignidad y los derechos del niño y, a la vez, ofrecerle todas las oportunidades para llegar a ser independiente.

 

6) Permitimos que los niños conozcan a los donantes (si quieren y bajo supervisión) 

El donante recibe un informe sobre su niño apadrinado con detalles como su nombre, edad, país, ciudad y una fotografía, para poder formar un vínculo con el niño. El informe contiene más detalles, como el estado de educación del huérfano, salud y condiciones de vida. Con esta información, los donantes pueden tener una mejor idea de quién es su niño huérfano, qué clase de vida tienen y a qué otras dificultades se enfrentan.

Niña huérfana y su madre

Bajo la supervisión del personal de Islamic Relief, el donante puede entrar en contacto con el niño. Por ejemplo, puede escribirle una carta, programar una llamada e incluso visitarlo siempre y cuando el tutor lo autorice. Justo antes del Eid, también ofrecemos la opción de enviar un importe económico extra al niño y a su familia como regalo de Eid. 

Como parte del programa, los donantes que continúan con el apadrinamiento del mismo niño durante un año entero reciben una actualización anual. El informe anual resume cómo su apoyo beneficia al niño y a su familia.

 

7) Disponemos de fondos de reserva que garantizan la continuidad del apadrinamiento

El donante, a través de las donaciones mensuales, se convierte en un segundo tutor para el niño, y dichas donaciones son la fuente principal o secundaria de ingresos de los niños y sus familias. Cuando un donante no puede seguir financiando a su niño huérfano, éste vuelve a la lista de espera para ser apadrinado por otro donante. Durante este período, el niño huérfano está en riesgo de no recibir ayudas económicas. 

Niña jugando con un globo

Para prevenir esta situación, Islamic Relief creó unos fondos llamados “Fondo General de Huérfanos” para cubrir el apadrinamiento de estos niños huérfanos hasta que se les asigne un nuevo donante. Los donantes que deseen garantizar las necesidades de los huérfanos en general pueden donar a estos fondos con la cantidad que elijan, tanto mensualmente como único pago. De esta manera, pueden contribuir al bienestar de los niños huérfanos aunque no puedan comprometerse a la cantidad del programa de apadrinamiento de huérfanos. 

El Fondo General de Huérfanos también aporta ayuda a los niños huérfanos que puedan estar en más desventaja a causa de circunstancias repentinas o extremas. A veces, sus hogares están en condiciones extremadamente malas, hechos de barro y materiales de paja, sufren enfermedades o dolencias, o puede que sus madres hayan fallecido, quedando totalmente desamparados.

En este caso, Islamic Relief emplea los fondos del programa de apadrinamiento para cubrir los gastos necesarios para reconstruir su casa. Si un niño repentinamente enferma de algo potencialmente mortal y necesita asistencia sanitaria, el Fondo General de Huérfanos también cubre este tipo de prestaciones como medicación o cirugía de emergencia.

A través de nuestro programa, con todas las medidas a punto, nuestro objetivo es solo uno: el bienestar del niño huérfano. Comprendemos que los niños que no tienen ni un tutor son muy vulnerables, así que nos ocupamos de las necesidades del niño y la familia que le queda.

Entendemos el impacto que tiene en los niños el entorno en el que crecen y dónde viven: allá donde las comunidades prosperan, los niños también. Así que apadrinamos niños huérfanos de todos los orígenes. La evaluación y los informes supervisan constantemente el bienestar del niño bajo nuestro cuidado.

Y finalmente, el objetivo colectivo del programa de apadrinamiento y el Fondo General de Huérfanos es ayudar a los miles de niños huérfanos de todo el mundo en un intento de atenuar la pobreza, y a la vez darles una oportunidad de crear un futuro prometedor para sí mismos.

Islamic Relief España © 2022 | Todos los derechos reservados

DONACIÓN RÁPIDA