jueves octubre 20, 2022

El pueblo de Siria ha tenido que hacer frente a 11 devastadores años, que han supuesto una carga casi imposible de soportar.

Esta incesante crisis les ha quitado sus hogares, sus medios de vida y educación, su salud e incluso a sus seres queridos.

La supervivencia es particularmente difícil para los 6,9 millones de personas  que todavía están desplazadas internamente dentro de Siria, personas como Fouzeh, que vive en el campamento de Al-Sadaqa.

Fouzeh

«Soy Fouzeh, viuda de la aldea de Al-Awija y vivo en el campamento de Al-Sadaqa. Tengo 60 años y no tengo hijos».

«Los violentos y repetidos bombardeos nos obligaron a abandonar nuestro pueblo y establecernos en este campamento. Aquellos días fueron los peores días de mi vida, debido a las duras condiciones, y al ser una mujer discapacitada como resultado de un accidente de tráfico que tuve antes de que se iniciara esta crisis, esto hizo que me quedara postrada en cama, incapaz de moverme sin la ayuda de nadie». “Además, perdí a  mi hermano y a su hijo, quienes fueron mi ayuda y apoyo en el pasado. No podía cubrir mis necesidades más básicas de supervivencia tales como el agua.”

«Estaba sola con mi dolor y un sufrimiento físico y psicológico que sólo Allah conoce,

entre el dolor, la discapacidad, el anhelo, la nostalgia y los recuerdos de los seres queridos, y el pasado que no volverá. No sólo yo sufría, si no todos los residentes del campamento. El mayor obstáculo para nosotros es conseguir agua debido a su elevado precio, además de todos los obstáculos que hay en el camino que conduce al campamento.”

«El problema no se limita solo al agua, sino que también somos vulnerables a las enfermedades y propagación de epidemias graves, como resultado de la acumulación de desechos a nuestro alrededor durante largos periodos. Lo peor de todo es que los baños no los podemos utilizar«.

En Islamic Relief creemos que el acceso al agua es un derecho básico y fundamental.

«Alhmadulillah, tras recibir el apoyo de Islamic Relief, nuestras condiciones en el campamento mejoraron en virtud de los servicios que nos proporcionaron, como la instalación de grifos de agua en cada tienda para que todos tuviéramos agua, así como el mantenimiento de los baños, la eliminación de desechos y la contratación de limpiadores de forma continua y ordenada durante todo el mes, esto ha cambiado el estilo de vida para mejor. También nos proporcionaron kits de higiene y pañales para las personas discapacitadas de forma mensual, lo que ha ayudado a reducir nuestros costos financieros.

Siento gratitud hacia las personas que apoyan a Islamic Relief, ya que debido a su ayuda, mi vida ha cambiado para mejor, y les invito a continuar brindándonos apoyo a nosotros y a aquellas personas que se encuentran en extrema necesidad de una ayuda como esta».

Fouzeh bebiendo té

La mejor forma de dar caridad es dar agua

Más de 800 millones de personas pasan sed cada día. Sin acceso a agua potable para beber, todas estas personas se encuentran en riesgo de sufrir deshidratación, enfermedades y lo que es peor: la muerte

Una donación continua – sadaqa jariya – es uno de los actos más valiosos que podemos hacer en esta vida, pues sus resultados continuarán beneficiándote en el futuro, incluso después de haber dejado atrás este mundo.

Con una donación de 12 € al mes, puedes proporcionar agua potable a las comunidades más vulnerables.

Trabajador de Islamic Relief en un proyecto de agua limpia
Islamic Relief España © 2022 | Todos los derechos reservados

DONACIÓN RÁPIDA