Ataque en Idlib, una “tragedia humana” que ha desembocado en el suceso más mortífero de un conflicto devastador

En medio de informes de ataques aéreos en Idlib, Islamic Relief advierte sobre un inminente desastre humanitario en la región norte de Siria.

Al menos cinco personas han sido asesinadas, y se ha informado que varias familias aún se encuentran bajo los escombros a raíz de los ataques aéreos. Uno de los objetivos era una escuela y otro de los bombardeos ha sucedido cerca de una mezquita, mientras que el resto de ataques indiscriminados han caído sobre las viviendas de la población civil. Entre las principales víctimas se encuentran mujeres y niños.

Ahmed Mahmoud, portavoz de Islamic Relief en Siria, informa:

“Un ataque de lleno contra Idlib sería una tragedia humana, y posiblemente uno de los peores capítulos y más mortales de este devastador conflicto de casi ocho años”.

Los ataques a gran escala generan grandes desplazamientos de la población civil, con unas 200.000 y 700.000 personas huyendo en cuestión de días, probablemente dirigiéndose más hacia el norte en un espacio cada vez más reducido.

Las personas afectadas por esta masacre no tienen otro lugar adonde ir. Miras las caras de los niños y parecen fantasmas. Están agotados por el transcurso de una guerra interminable, y muchos de ellos no conocen otro tipo de vida. Han sobrevivido a más de lo que cualquier ser humano podría, y nos preocupa profundamente que lo peor aún pueda estar por venir.

A lo largo de estos largos años marcados por una cruenta guerra, las infraestructuras humanitarias, especialmente las instalaciones sanitarias, han resultado ser el principal objetivo de los ataques en un intento de aterrorizar a la población civil. Podemos ver que las mezquitas, las escuelas, los mercados y los hospitales, cualquier lugar donde las personas se aglomeran, se convierten en los puntos principales de los bombardeos.

“Todas las partes deben respetar el derecho internacional humanitario y los derechos humanos, sin atacar a los civiles y sin restringir el acceso humanitario.”

“Las personas aquí se sienten traicionadas y olvidadas por el mundo. Literalmente, no tienen otro lugar adonde ir, y una vez que las bombas y la zona de combate estén más cerca, no tendrán a dónde ir. La comunidad internacional no debe olvidar al pueblo sirio y ha de incrementar sus esfuerzos en este momento de crisis “.

Notas al editor

Islamic Relief lleva trabajando en Siria desde el inicio del conflicto, proporcionando alimentos y medicinas a millones de personas desesperadas dentro del país, mientras trabaja con cientos de miles de civiles más que han huido a países vecinos.

Panorama de la situación

Desde el 4 de septiembre de 2018, la situación ha ido deteriorando en el noroeste de Siria, particularmente en la parte rural del norte de Hama y la parte rural del sur de Idleb. El sufrimiento de los civiles se ha visto agravado por los ataques que han afectado centros sanitarios. En menos de una semana, cuatro hospitales fueron golpeados en la zona de des-escalamiento. Desde principios de septiembre, la coordinación del campamento y el grupo de gestión de campamentos han rastreado 14.907 desplazamientos en el área de Idleb. Algunos de los desplazados internos viven en campamentos, otros fueron acogidos por la comunidad local, mientras que el resto vive en campamentos auto-establecidos o estructuras temporales.

El 7 de septiembre se celebró una cumbre trilateral[1] en Teherán, pero no se pudo alcanzar el acuerdo de alto al fuego. Una nueva escalada de las operaciones militares en Idleb no solo pondrá en peligro la vida de los civiles, sino que también afectará gravemente la capacidad de los socorristas humanitarios de prestar asistencia y apoyo. Además, cualquier aumento en los combates también conducirá a más desplazamientos en un área donde ya hay un gran número de desplazados internos, lo que no solo les ocasiona a ellos grandes dificultades, sino también a los que los acogen.

Según las cifras actuales, 2.987.716 personas viven en las áreas de Idleb, occidente de Alepo, norte de Hama y este de Latakia[2]. Según las últimas evaluaciones[3] llevadas a cabo, casi la mitad de estos tres millones de personas son desplazados internos, mientras que dos tercios de la población total requiere asistencia humanitaria.

Áreas Población total actual

(Mayo 2018)

IDPs

Updated (May 2018)

Personas en situación vulnerable (Mayo 2018)
Idleb, occidente de Alepo, norte de Hama y este de Latakia 2.987.716 1.379.629 2.095.296
Porcentaje % 100% 46% 70%

 

De acuerdo con Las Naciones Unidas y otras asociaciones humanitarias, se requiere un presupuesto de 176.180.075 euros para apoyar a unas 0.7 millones de personas.

 

Necesidades humanitarias:

Refugio/Productos no alimentarios:

188.600 personas necesitarán refugio / productos no alimentarios. Los alquileres en el área ahora se están disparando. El alquiler por mes es de unos 257,80 euros y el coste de tener una tienda de campaña es de unos 85,95 euros. La falta de suficientes refugios es un problema común entre los desplazados internos y las poblaciones residentes, considerando que hay un alto nivel de sobrepoblación. Es necesario contar con material de contingencia que incluya productos no alimentarios, nuevos kits de llegada, kits de refugios y tiendas de campaña para responder a las necesidades inmediatas de las personas desplazadas. 276.437 personas también necesitarán apoyo para el invierno.

Seguridad alimentaria:

Unos 467.223 desplazados necesitarán asistencia alimentaria. Muchos de ellos están usando un mecanismo de adaptación negativo que incluye algunas estrategias como comprar alimentos a crédito, reducir el tamaño de las comidas, vender activos productivos o saltarse comidas. Como parte de la asistencia inmediata que se facilitará, se requerirá raciones listas para comer y comidas cocinadas durante las primeras semanas. Una vez que las personas desplazadas se hayan establecido, necesitarán asistencia alimentaria mensual (en especie / en efectivo y con cupón) durante al menos 3 meses.

 

Salud:

Al menos 500.000 personas necesitarán asistencia médica. Se han detectado problemas de salud específicos y críticos que se deteriorarán aún más, incluidos la atención de diálisis de pacientes renales, suministros de ortopedia, medicamentos anestésicos, tratamientos de tuberculosis, equipamiento de ambulancias, consumibles, equipos médicos y quirúrgicos.

 

WASH (Agua, Saneamiento, e Higiene):

300.000 personas necesitarán apoyo de WASH. Esto incluye transporte acuático, provisión de agua, distribución de kits de higiene / bidones, gestión de residuos sólidos, reparación inmediata de fuentes de agua, aumento del apoyo operativo a los sistemas de agua y saneamiento existentes, construcción / rehabilitación / mantenimiento de letrinas de emergencia y duchas, transmisión de tanques sépticos y promoción de higiene.

 

Islamic Relief Planificación y Respuesta:

Islamic Relief planeó una respuesta multisectorial en el noroeste de Siria. El presupuesto total requerido para tal respuesta durante 8 meses es de unos 2.578.275 euros. La siguiente tabla muestra las necesidades prioritarias y el número de personas a las que se espera alcanzar con nuestras ayudas.

 

Sector Actividad Número de beneficiarios estimado
Salud Suministro de medicamentos para el tratamiento de traumas, desechables, y leche de fórmula para lactantes. 200.000
Seguridad alimentaria Paquetes de alimentos listos para comer (RTE). Proporcionar harina de trigo a las panaderías. Distribución de pan a las familias de los desplazados internos durante 3 meses. 75.000
Refugio y productos no alimentarios, y WASH (Agua, Saneamiento, e Higiene)  Tiendas y distribución de productos no alimentarios. Tiendas de campaña, colchón, juego de cocina, mantas, y sábanas de plástico.

Pavimento de tierra para la instalación de carpas e instalaciones de WASH, como (letrinas, lavabos).

25.000
Total

(una vez eliminada la cuenta doble)

200.000

 

[1] Asistido por Rusia, Irán y Turquía

[2] Plan de preparación: Noroeste de Siria ONU OCHA, agosto de 2018

[3] Como el anterior

Últimas noticias