miércoles, 18 agosto , 2021

El 18 de agosto es uno de los días más importantes del calendario islámico: Ashura. En este día, se recomienda el ayuno, que una vez fue obligatorio, y se recuerdan varios eventos históricos importantes para los musulmanes, incluido el rescate del profeta Moisés (as) y el pueblo de Israel de la persecución del faraón.

La historia del profeta Moisés a través de 5 pasajes del Noble Corán:

Ya antes (Moisés) te favorecíamos, cuando inspiramos a tu madre lo que se inspiró en ella: ‘Ponlo en una canasta y tíralo al agua, para que las olas lo traigan de vuelta a la orilla donde mi enemigo y el suyo lo recogerán. He puesto Mi mirada amorosa sobre ti, para que seas criado bajo Mi mirada.” (Sura XX, V.37/39)

Después de tener un sueño premonitorio que predijo la llegada y el ascenso de un enviado de Alá (swt) del pueblo de Israel, Faraón ordenó la supresión de todos los hijos de las mujeres israelitas. Para salvar a su hijo de la ira del faraón, la madre del profeta Moisés, lo depositó en el agua dentro de una cesta, lo que lo transportó a la orilla, cerca de la corte del faraón. Allí fue encontrado por su esposa, Asia, quién le convenció para quedarse el bebé.

 

Y cuando Moisés acudió a nuestro encuentro, y su Señor le habló, dijo: ‘Oh, mi Señor, muéstrate a mí, para que pueda mirarte’.

Dijo: ‘No, no Me verás, pero mira el Monte; si permanece en su lugar, entonces Me verás.’

Tan pronto como su Señor se manifestó a la montaña, la pulverizó y Moisés cayó al suelo fulminado. Cuando volvió en sí dijo:

‘¡Gloria para ti! Me arrepiento y soy el primero de los que creen’. (Sura VII, V. 143)

 

Después de un largo viaje en busca de la Verdad, después de conocer y viajar con Al-Khidr (as) y después de caminar durante cinco días en el desierto, el profeta Moisés (as) llegó al pie del Monte Sinaí, y es allí donde fue vestido con el hábito de la profecía, a la edad de 49 años.

 

Los magos vinieron a Faraón y dijeron: “Tiene que haber una recompensa para nosotros si vencemos”. Dijo: “Sí, y seréis, ciertamente, de mis allegados”. Dijeron: “¡Moisés!, ¿Tiras o tiramos nosotros?” Dijo: “¡ Tirad vosotros!” Y, cuando tiraron, los ojos de la gente quedaron fascinados y aterrorizados. Vinieron con un encantamiento poderoso. 

E inspiramos a Moisés : “¡ Tira tu vara!” Y he aquí  que esta engulló sus mentiras. Y se cumplió la Verdad y resultó inútil lo que habían hecho. Fueron, así, vencidos y se retiraron humillados. Los magos cayeron prosternados. Dijeron: “Creemos en el Señor del universo, el Señor de Moisés y Aarón.”

(Sura VII, V. 113/122)

 

Moisés (as) tenía la tarea de liberar al pueblo de Egipto de la opresión del faraón, y de llevarles el Mensaje del Islam. Durante uno de los intentos tuvo lugar el famoso enfrentamiento entre Moisés y los magos más famosos de la corte del faraón, donde tuvo lugar uno de los milagros de la profecía de Moisés, cuando su bastón se convirtió en una serpiente capaz de tragarse todos los hechizos lanzados por los magos. Después de esto, 72 tribus egipcias se convirtieron al Islam, incluidos magos.

 

Moisés dijo: “¡No! ¡Mi Señor está conmigo, Él me dirigirá!”. E inspiramos a Moisés: “¡Golpea el mar con tu bastón!” El mar, entonces, se dividió y cada lado era como una imponente montaña. Hicimos que los demás se acercaran, y salvamos a Moisés y a todos los que estaban con él. Luego, anegamos a los otros. (Sura XXVI, V.62/66)

 

Comenzó la huida de Moisés y del pueblo de Israel, amenazado por la ira del faraón, que se negó a postrarse ante el Altísimo. Estos versículos nos revelan quizás el mayor milagro de la profecía de Moisés (as), cuando Alá (swt) creó una ruta de escape para su pueblo dividiendo el mar y creando un camino en su interior.

El pueblo de Israel se salvó así, mientras que el faraón y sus ejércitos, en un intento de seguir a Moisés y su pueblo, se ahogaron en el mar.

 

Hicimos que los Hijos de Israel atravesaran el mar. Faraón y sus tropas les persiguieron con espíritu de rebeldía y hostilidad, hasta que, apunto de ahogarse, dijo: “¡Sí, creo que no hay más Diós que Aquél a Quién los Hijos de Israel creen! Y soy de los que se someten a Él.” Dice Allah: “¿Ahora? ¿Después de haber desobedecido y de haber sido de los corruptores?” (Sura X, V. 90-91)

Sólo al borde de la muerte, faraón se sometió a Alá (swt), pero lo hizo sólo en un intento de salvarse a sí mismo, y se ahogó junto con su poder en el mar.

 

Islamic Relief España © 2021 | Todos los derechos reservados

DONACIÓN RÁPIDA