Desde que estalló el conflicto en Yemen hace cinco años, la población yemení lucha por sobrevivir,  atrapada en la mayor crisis humanitaria. Cada día, cerca de 16 millones de yemeníes se despiertan con hambre. Sin asistencia alimentaria, este número podría incrementarse tristemente hasta los 20 millones en el transcurso de una noche.

Para las familias locales, el simple hecho de tener suficiente alimento para alimentarse se ha convertido en todo un reto. El conflicto ha acabado con los medios de subsistencia de estas personas y las oportunidades para ganarse la vida han sido devastadas por los efectos colaterales de la guerra.

Con la escasez de dinero y alimentos, 9,6 millones de personas están al borde de la hambruna. Las necesidades nutricionales afectan al sector de la población más vulnerable. Con el actual impacto de la guerra en los servicios públicos y en la economía, crecer en Yemen es un reto inmenso para miles de niños, cuyos niveles de malnutrición son extremadamente altos. En torno a 7,4 millones de personas que requieren servicios para tratar y prevenir la malnutrición, 2 millones son niños menores de 5 años. Este es el caso de niñas como *Leila, de tan sólo 12 meses que vive cerca de Hodeida, al oeste de Yemen.

Cuando conocimos a Leila, se encontraba en una desesperada necesidad de asistencia. Sin embargo, pagar por la sanidad estaba por encima de las posibilidades de la familia.

*Ahmad, el padre de Laila es un temporero que sufre para mantener a su familia de cinco miembros con lo poco que gana construyendo casas de adobe. Cuando los padres de Leila la trajeron a la unidad sanitaria de Al Qozan, apoyada por Islamic Relief, el doctor comprobó su peso. Tristemente, el doctor confirmó que sufría malnutrición aguda:

Pesando tan poco, Leila necesitaba asistencia sanitaria urgentemente. Alhamdulilah, Islamic Relief intervino y pudieron salvarla. Islamic Relief no sólo construyó la unidad sanitaria en Al Qozan de Hodeida para proporcionar cuidados vitales a las familias, sino que tambiéngarantizamos tratamientos para combatir la malnutrición. Alhamdulilah, con la ayuda de la unidad sanitaria, Leila se recuperó y ahora pesa 6.8 kg. Ha mejorado notablemente, aunque sigue estando 2kg por debajo de la media saludable de un bebé.

Por su puesto, la familia se sintió encantada con la ayuda recibida y agradece a Islamic Relief y a la clínica que Leila pueda enfrentarse a un futuro más saludable con su familia si Dios quiere.

Apoyando a familias necesitadas desde que estalló el conflicto en Yemen, hemos estado ayudando a las comunidades en crisis durante tiempos de necesidad. Hasta ahora, hemos brindado asistencia a más de 3,4 millones de personas en 19 gobernaciones.

Nada de esto sería posible sin la ayuda de nuestra generosa comunidad de donantes en todo el mundo. Vuestras generosas donaciones están salvando las vidas de niños como Leila y de decenas de miles más.

Gracias por apoyar nuestro vital trabajo. Estáis salvando vidas.

*Los nombres han sido modificados para proteger la identidad de los individuos.

Islamic Relief España © 2020 | Todos los derechos reservados

DONACIÓN RÁPIDA