“La ayuda externa es lo que nos permite sobrevivir”… “La pobreza mata la felicidad y entierra los sueños”

Ayed no trabaja, pero, a veces, ayuda en una granja para conseguir algunos ingresos.

Nos comenta Ayed, de 36 años, casado y padre de seis hijos. Gaza, Palestina.

“La ayuda externa es lo que nos permite sobrevivir. Dependemos de los alimentos básicos que las organizaciones benéficas nos dan. Es muy difícil vivir aquí. Las veces que trabajo en la granja, recibo el pago en forma de verduras y no en efectivo. No puedo comprar carne fresca, pollo, pescado o fruta hasta recibir la ayuda económica del Ministerio de Desarrollo Social cada tres meses.

El hecho de no poder comprar carne afecta nuestro estado de salud e incluso emocional. Mis hijos son pequeños y están en fase de crecimiento. Les noto pálidos y débiles, y me siento culpable por no poder proporcionarles nada más.

AlhamdulilAllah (gracias a Dios) vivimos entre cuatro paredes, tenemos un techo que nos cobija y un poco de comida, aunque casi siempre dormimos sin cenar. Cocinamos a fuego abierto porque no podemos pagar el gas. Mis hijos van a la escuela y me gustaría que continúen formándose. No soporto la idea de que mis hijos puedan tener que hacer frente al mismo destino que he tenido yo. Prefiero morirme de hambre y luchar antes que sacarlos de la escuela.

Debo admitir que el Eid para mí es una ocasión que me causa tristeza. La pobreza mata la felicidad y entierra los sueños. No puedo comprarles ropa nueva de Eid, ni caramelos ni dulces. No salimos a la calle en el Eid porque no aguanto que mis hijos me pidan dinero para jugar con otros niños cuando yo no tengo nada que ofrecerles. Es por ello que, en el Eid, solemos quedarnos en casa.

Recibir este paquete de carne del programa de Udhiya marca una gran diferencia en nuestras vidas. Mis hijos se alegran mucho y mi mujer también por poder cocinarles carne. Me gustaría dar las gracias a todas las personas que nos ayudan a sentir la felicidad del Eid. Os estoy muy agradecido a todos”.

Últimas noticias