miércoles, 19 enero 2022

Es difícil imaginar que dejamos atrás a nuestros amigos, familiares, casas y pertenencias para escapar de bombardeos.

Lamentablemente, esto es algo que millones de personas sirias han tenido que hacer.
La historia de Umm Abdo es como la de muchos otros refugiados sirios que se vieron obligados a huir hacia la incertidumbre.

Umm Abdo

“Los proyectiles cayeron sobre nuestro pueblo, nuestra casa fue destruida y mi esposo murió como consecuencia de las heridas tras haber recibido impactos de metralla de una de las bombas de barril que cayó cerca de nuestra casa” 

“Huí en la oscuridad de la noche junto con mis hijos pequeños. Caminamos varios kilómetros hasta que un coche que pasaba nos recogió y nos llevó hasta los campamentos en el norte de Siria. Es difícil describir lo que sufrimos en este campamento. La vida es muy dura y tengo grandes responsabilidades que recaen sobre mí”

“Antes de la guerra, solíamos trabajar nuestra propia tierra, cosechar nuestros cultivos, venderlos y comprar lo que necesitáramos. Pero ahora todo ha cambiado, sobre todo, desde que vivo sola con mis hijos sin un padre que se preocupe por ellos”

“Al principio del invierno, solíamos recoger leña de las tierras vecinas, pero, por desgracia, apenas alcanzan para unos días y no tengo el dinero suficiente para comprar la leña del mercado” 

“Aquí hace mucho frío, sobre todo porque vivimos en tiendas de lona que no nos protegen del frío en absoluto. Nuestras vidas dependen de lo que las personas caritativas nos dan y de las organizaciones humanitarias que trabajan aquí en el norte de Siria”

“Últimamente hemos estado pasando mucho tiempo en las tiendas de nuestros vecinos, manteniéndolas cálidas porque no contaba con ningún tipo de material de calefacción. Pero, por la noche, teníamos que volver a nuestras tiendas y cubrirnos con mantas para sentir un poco de calor”

“Desde que Islamic Relief nos proporcionó suficiente carbón podemos quedarnos en nuestra tienda sin necesidad de ir a la de nuestros vecinos o recolectar leña”  

“Este calor nos hizo recordar nuestra tranquila vida antes de la guerra. Pido a Allah que nos lleve de regreso a nuestros pueblos y hogares para que podamos vivir en paz con nuestros familiares y vecinos que han estado lejos de nosotros por esta guerra

Vuestras donaciones ayudaron a la familia de Umm Abdo a mantenerse abrigada este invierno. Ayuda a más familias como la suya a sobrevivir este invierno.

Islamic Relief España © 2022 | Todos los derechos reservados

DONACIÓN RÁPIDA