viernes, 23 julio , 2021

“Soy una madre comprometida a la que le gusta triunfar en la vida. Desde que llegué a Jordania, tuve que hacer frente a muchos desafíos, estuve viviendo en un campamento durante 5 meses con grandes dificultades. Intenté salir del campamento, traté de regresar pero fue muy complicado”.

mujer cosiendo

El sufrimiento es mayir cuando vives sin ingresos, en condiciones difíciles,  con la responsabilidad de los niños y sin ninguna estabilidad. Hice todo lo posible para asegurar la escolarización de mis hijos, que son muy buenos estudiantes. Luego comencé a buscar trabajo en una fábrica de costura, hice muchos intentos para mejorar mis ingresos, trabajé en granjas para poder comprar una máquina de coser y también estuve trabajando desde casa. Al principio fue muy difícil, luego la gente me ayudó a comercializarme, y me presentaron a Islamic Relief Jordania. Me uní a las sesiones de ayuda psicosocial, que me sirvieron mucho para sentirme más relajada y concentrada. Después me uní al programa de formación profesional que ofertaba de Islamic Relief Jordania para mujeres sirias durante 3 meses. Fue un curso interesante, y me sentí muy cómoda. Islamic Relief Jordania me ha proporcionado una máquina de coser. Puedo describir este como el paso más importante de mi vida.

Posteriormente, también me uní al programa de resiliencia implementado por Islamic Relief Jordania y participé en otro curso de capacitación avanzada en costura durante más de 3 meses. Este curso incluyó diseño de ropa, marketing, comunicación y gestión financiera. Realmente, me sirvió para olvidar todos mis sufrimientos y desafíos, y comencé a integrarme en todo el programa y sus etapas.

Creo firmemente que las dificultades siempre se superan con dedicación y compromiso.

Después, Islamic Relief Jordania me ayudó con todo el equipo de costura (equipo de costura avanzado). Necesito comenzar un nuevo proyecto con una compañera que conocí en este curso y con la que participé en un proyecto. Comenzamos al principio con dificultades, y luego, trabajando juntas, lo logramos y comenzamos a generar ingresos. Mi compañera ha sido muy colaborativa y, juntas, comenzamos a capacitar a otras mujeres en nuestro centro de costura. Les abrimos nuestras puertas porque podemos sentir las dificultades por las que atraviesan mejor que nadie. 

Mi consejo para todas las mujeres que sueñan con ser personas productivas es que trabajen duro para lograr sus objetivos y sean creativas. Todas estamos sufriendo, necesitamos superar todos los desafíos y comenzar una nueva vida para ser mujer, madre, trabajadora y una persona exitosa.

Toda mujer debe tener una meta que pueda alcanzar a pesar de todos los obstáculos.

Islamic Relief España © 2021 | Todos los derechos reservados

DONACIÓN RÁPIDA