En este Día Internacional de la Beneficiencia, se conmemoran en el mundo los actos de caridad y el esfuerzo, la pasión y la dedicación de las personas y organizaciones que están ayudando a mejorar el mundo.
(6 septiembre)

La caridad tiene un estatus elevado dentro del Islam. No se limita a donaciones benéficas obligatorias, sino que también incluye todos los actos de caridad tal y como el Profeta (SLS) dijo: “Toda buena acción es un acto de caridad” (Muslim, Hadith 496).

Estos son nuestros mejores consejos para ayudarte a aprovechar al máximo tus obras de caridad hoy y el resto del año:

 

  1. Haz de tus pasiones una vía para divertirte y recaudar fondos necesarios para causas benéficas. Si te gustan las aventuras, échale un vistazo a los increíbles retos que ofrece Islamic Relief en tu país. Pon en práctica tus habilidades culinarias organizando un concurso de horneados, reúne a tus amigos para desayunar o consigue que los niños a guarden silencio a cambio de donaciones (¡buena suerte con esto!). Las posibilidades son infinitas.

  2. Realizar donaciones es una excelente manera de marcar la diferencia, pero investiga antes de comprometerte. Busca organizaciones benéficas que midan su impacto, sigan las mejores prácticas internacionales y los códigos de conducta, y que ofrezcan programas efectivos y de alta calidad junto con una buena relación calidad-precio. Obtén más información en la web de la organización benéfica y en los de organismos reguladores como la Comisión de Beneficencia del Reino Unido. Haz preguntas si necesitas más información.

  3. En el Islam, existe una gran tradición de alzarse en contra de todo tipo de injusticia. Hay una crisis humanitaria en Yemen, que es ignorada por los principales medios de comunicación. La problemática del cambio climático es responsabilidad de todos y, por ello, cada uno de nosotros debe actuar. Tu voz importa. Utilízala para crear conciencia, contribuir al debate e impulsar la acción.

  4. Amina es voluntaria en Islamic Relief  Chechenia. Invierte tu tiempo libre como ella. Ser voluntario en organizaciones como Islamic Relief te permitirá hacer el bien, desarrollar tus habilidades y adquirir nuevas competencias. Invirtiendo tu tiempo libre en servir a tu comunidad, entrenando a un equipo de cricket infantil, haciendo recados a una persona mayor o incluso recogiendo basura en un parque, puede llegar a ser espiritual y emocionalmente gratificante.

  5. La caridad empieza en casa. Sé amable con quienes te rodean: tu familia, tus amigos, tus conocidos y tus vecinos, y recuerda: “⦏…⦎ no malogren sus obras con alardes o agravios ⦏…⦎” (Corán 2:262).

  6. Hay un acto de caridad que no cuesta nada y no requiere tiempo. El Profeta (SLS) dijo: “Tu sonrisa a tu hermano es un acto de caridad.” (Fiqh-us-Sunnah, 3:98). Ilumínale el día a alguien con una sonrisa simplemente.

Islamic Relief es una organización humanitaria y de desarrollo independiente con presencia en más de 40 países de todo el mundo. Hemos ayudado a millones de personas en situación de vulnerabilidad durante más de 30 años de lucha contra la pobreza y la injusticia.