viernes octubre 14, 2022

En este Día Mundial de la Alimentación, Charles Njanga, de Islamic Relief, informa desde Nairobi, Kenia, sobre la devastadora crisis en el Cuerno de África, donde la gente está muriendo de hambre.

El Cuerno de África continúa enfrentando una sequía devastadora después de 4 temporadas de lluvias fallidas. Las esperanzas se desvanecen rápidamente a medida que el hambre continúa haciendo estragos. Millones de personas en Etiopía, Kenia y Somalia sufren inseguridad alimentaria. Los más afectados son los niños, las mujeres y las personas mayores, muchas de las cuales se van a dormir con hambre.

Las estadísticas actuales de la agencia de las Naciones Unidas OCHA indican que más de 36 millones de personas en estos 3 países se han visto afectadas por la actual sequía. Esto no son solo estadísticas, sino seres humanos que se están quedando sin alimentos. Tienen nombres y son como tú y como yo.

Y por desgracia son los niños quienes más están sufriendo. Casi 5 millones de niños en Etiopía, Kenia y Somalia están desnutridos. La risa de los niños ya no se escucha en muchos hogares de la región.

Como trabajador humanitario, nada te prepara para ver a otros seres humanos sufriendo tanto. Las imágenes procedentes de Etiopía, Kenia y Somalia son desgarradoras.

Desplazados por la sequía

Durante una visita a Somalia, conocí a muchas personas que se habían visto desplazadas por la sequía o que tuvieron que abandonar sus hogares para encontrar pasto para su ganado. Viven en campamentos temporales cerca de las carreteras principales, esperando ayuda.

En la aldea de Hera Mudul de la región de Bari, en el estado de Puntlandia, Somalia, conocí a Faduma, de 40 años, que se encontraba fuera de su refugio temporal. No hay vecinos cerca de su casa, donde ha vivido durante 4 meses, es decir, en un campo abierto junto a la carretera. La chimenea donde cocina su comida está fría, lo que indica que no se ha utilizado desde hace algún tiempo.

«La sequía actual es muy grave, una sequía muy dura. Incluso conseguir alimentos es difícil debido a la inflación», me dice Faduma, describiendo el impacto de la inflación mundial en el aumento de los precios de los alimentos. Habla con voz suave y sus ojos están tristes.

Faduma me dice que ha perdido 110 cabras debido a la sequía. A su familia ahora solo le quedan 90 animales, y van muriendo cada día más.

Animales hambrientos y moribundos

No son solo las personas están pasando hambre, los animales también. En la aldea de Hera Mudul de la región de Bari, en el estado de Puntlandia, Somalia, conocí a Khalif. Le encontré alimentando a su vaca con trozos de cartón. Las costillas de la vaca sobresalían y, sin nada más que comer, masticaba con hambre los trozos de cartón.

«La sequía se ha llevado 400 animales de mis animales. Hay cadáveres de nuestro ganado por todas partes en el pueblo», me dice Khalif mientras señala un montón de cadáveres de animales no lejos de su casa.

Cerca de 9 millones de cabezas de ganado en el Cuerno de África han muerto debido a la sequía, destrozando los medios de vida de los que dependen tantas familias pastoriles. Vi muchos cadáveres de animales, algunos bastante frescos, durante mi viaje por Somalia y Kenia.

Sin alimentos para comer

La situación es la misma en Kenia. Durante mi viaje al condado de Kilifi a lo largo de la costa de Kenia, me encontré con casos críticos de hambre. En una granja en la aldea de Kasangatifu, una familia no tenía nada que comer y dependía de la comida que se cocinaba en la mezquita local. Esa noche tocaba papilla hecha de maíz. Cada familia recibe solo un cuenco de alubias para compartir entre ellos.

En una casa cercana, la familia de Saida estaba preparando una cena a base de plátanos hervidos y una taza de té hecha de hierbas locales. Esta fue su única comida del día, extremadamente poco para poder satisfacer a toda la familia.

En el condado de Garissa, en Kenia, muchas personas se han visto obligadas a compartir su comida con los animales. En el poblado de Shimbire, en el condado de Garissa, vi cabras delgadas y débiles que se alimentaban de maíz. Los camellos , los cuales se sabe que son muy resistentes y pueden sobrevivir a las sequías, también están muriendo.

Cuando hablé con Mohamed, me dijo que han perdido muchos animales y eso ha afectado su dieta. «Ya no disponemos de la carne y la leche que solíamos obtener de nuestro ganado».

En Etiopía, casi 10 millones de personas sufren inseguridad alimentaria. Sus historias son como las que escuché en Kenia y Somalia.

Islamic Relief actúa como un salvavidas en el Cuerno de África

He sido testigo de primera mano de los efectos de la sequía. La comida que a veces damos por sentada es un privilegio para millones de personas. Al conmemorar el Día Mundial de la Alimentación, hay muchas personas en el Cuerno de África, y de hecho, en todo el mundo, que no pueden permitirse un plato de comida.

Islamic Relief está trabajando en terreno en estos 3 países. Estamos proporcionando agua a través de camiones, cavando y reparando pozos. También estamos proporcionando suplementos nutricionales y dinero en efectivo a las familias para que puedan comprar algunos alimentos y otros artículos esenciales.

Para llegar a más personas que se han visto afectadas por la sequía, Islamic Relief ha lanzado una llamada de emergencia por el Cuerno de África.

Necesitamos tu ayuda. Por favor, dona ahora.

Islamic Relief España © 2022 | Todos los derechos reservados

DONACIÓN RÁPIDA