miércoles septiembre 14, 2022

Casi 20 millones de personas en Afganistán pasan hambre cada dia , y la inseguridad alimentaria severa, el desempleo y la desnutrición han aumentado considerablemente desde agosto de 2021.

Islamic Relief identifica a los niños en situacion de  que han perdido a uno o ambos padres, y brinda a su tutor principal el apoyo que necesita para las necesidades básicas del niño, como nutrición, educación, vivienda y protección. El apoyo continúa hasta que terminan su educación superior.

Niño afgano

“Me gustaría ser farmacéutico.”

“Tengo muchas ganas de ser farmacéutico. No hay farmacia en nuestro pueblo y yo sería el primero. Quiero poder dar un servicio para nuestro pueblo.

“Desde que termine el colegio he estado estudiando farmacia en un instituto de educación superior. Voy bien y lo estoy disfrutando. Estoy aprendiendo algo de inglés ya que lo necesitas para ser farmacéutico.
“Todo el dinero que recibo de Islamic Relief lo empleo en mi educación. El instituto es caro: hay tarifas y también necesito libros nuevos y tengo que pagar para poder usar el Internet para que pueda obtener información para las tareas.
“Voy al instituto cinco días a la semana, de sábado a miércoles. Luego los jueves y viernes voy al pueblo y busco trabajo. Antes era mas fácil encontrar trabajo, pero ahora es muy difícil. Obtengo algo de trabajo diario, entregando ladrillos a las obras de construcción o plantando patatas para ayudar a los agricultores en sus campos. Pero incluso estos trabajos son escasos.
Si no encuentro trabajo, pido un préstamo a vecinos o empresarios locales, pero me hacen pagar intereses. Si pido prestados 3.000 afganos para comprar harina, tengo que devolverles 3.500 en 2 o 3 meses. Todos mis amigos tienen los mismos problemas. La mala economía significa que muchos de nosotros estamos abandonando la educación. También me podría pasar a mi si no puedo conseguir más dinero.

“Solo somos mi madre y yo”

Mohamad tiene 22 años y perdió a su padre hace once años, y vive con su madre en un pueblo en lo alto de la montaña.

“Mi padre murió de una enfermedad hace 11 años, así que solo estamos mi madre y yo. Tengo hermanos y hermanas, pero son mayores y están casados, por lo que viven lejos. Mi madre está enferma en este momento, así que cocino y limpio mucho en la casa. Las patatas y el arroz son las únicas cosas que podemos permitirnos comer, ¡pero sé cómo cocinar cosas simples como sopa de patatas y patatas fritas!

Una oportunidad para brillar.

La educación es esencial para que las comunidades refugiadas puedan reconstruir sus vidas y puedan a romper el ciclo de la pobreza. Aquí en Islamic Relief, nos esforzamos por garantizar que los huérfanos reciban los medios necesarios para poder sobresalir en la escuela y luego pasar a la educación superior. A través de nuestro fondo de becas de educación superior, los niños pueden brillar y cumplir sus sueños.

Desde tan solo 25 € al mes, puedes ayudar a proporcionar a un niño huérfano una beca universitaria, para que puedan asistir a la universidad, obtener un título y luego dedicarse a una profesión que les permita salir de la pobreza.

Por favor, dona ahora y proporciona a las niños como Mohamed la oportunidad de completar su educación superior.

Islamic Relief España © 2022 | Todos los derechos reservados

DONACIÓN RÁPIDA