Ramadán es un mes de limpieza y purificación espiritual para los musulmanes en el que tratamos de aumentar nuestra adoración, buenas obras y actos de caridad. Los últimos diez días y noches tienen un significado aún mayor ya que Allah muestra una gran misericordia hacia Su creación. Son una oportunidad para beneficiarse de las inmensas bendiciones de Ramadán y buscar la salvación antes de que finalice el mes.

Buscando Laylatul Qadr

Laylatul Qadr, la Noche del Decreto o Noche del Destino, es una de las noches más sagradas del calendario islámico. Se lleva a cabo en los últimos diez días del Ramadán y fue la noche en la que el Corán fue revelado al Profeta Muhammad (la paz y las bendiciones sean con él).
También se cree que es la noche en la que Allah muestra gran misericordia a Su creación y la noche en la que se decreta el destino de uno.

Allah dice en el Corán:
“La Noche del Decreto es mejor que mil meses” (Corán, 97:3). El Profeta (la paz sea con él) dijo: “A quién ore en Laylatul Qadr con fe y sinceridad, se le perdonarán todos sus pecados pasados” (Hadith, Bukhari y Muslim).

Rezar sinceramente por el perdón, recitar el Sagrado Corán, enviar salawat (bendiciones al Profeta) y ofrecer oraciones opcionales (nafl) son ejemplos de actos de adoración beneficiosos en estas noches.

Se desconoce la fecha exacta de Laylatul Qadr, aunque se cree que ocurrió en una noche impar en los últimos diez días de Ramadán (por ejemplo, la noche 21, 23, 25, 27 o 29).

El Profeta Muhammad (la paz sea con él) dijo: “Búscalo en los últimos diez días, en las noches impares” (Hadith, Bukhari y Muslim).

Cuando Lady Aisha (que Allah esté complacido con ella) le preguntó al Profeta (la paz sea con él) “Oh Mensajero de Allah, si es Laylatul Qadr, entonces, ¿con qué debo suplicar?” él respondió con la famosa dua: “Allahuma, innaka Afuwwun Karimun, tuḥibbu al-afwa fa‘afu anna” – “Oh Allah, ciertamente Tú eres Perdonador y Generoso; Te encanta perdonar, así que perdónanos”.

Realizando i’tikaf

Muchos musulmanes eligen pasar los últimos diez días de Ramadán en reclusión (i’tikaf), donde uno se enfoca únicamente en adorar a Allah y se abstiene de involucrarse en asuntos mundanos. Es un tiempo para reflexionar, aumentar la adoración y aumentar el conocimiento religioso, buscando la cercanía con Allah.
La sunnah es permanecer en i’tikaf durante diez días, pero como mínimo puede ser un día y una noche. I’tikaf es una gran oportunidad para reconectar con Allah en soledad. También es un momento para implementar buenas prácticas religiosas que se pueden llevar a cabo durante todo el año.

Este aislamiento generalmente tiene lugar en la mezquita pero también se puede designar un espacio aislado dentro del hogar, libre de ruidos y distracciones, si es posible.

Dando sadaqa durante las últimas diez noches

Los últimos diez días de Ramadán son una oportunidad para obtener múltiples recompensas al dar sadaqa a los necesitados con el fin de buscar la complacencia de Allah.

¡Las recompensas de dar sadaqa durante Ramadán se multiplican por 70 y la recompensa por cualquier acto de rectitud durante Laylatul Qadr es equivalente a haber realizado el mismo acto durante más de 83 años!

Islamic Relief puede ayudarte a garantizar que nunca pierdas la recompensa de dar sadaqa durante Laylatul Qadr.

El Profeta (la paz sea con él) dijo:
“Sadaqa extingue el pecado como el agua extingue el fuego” (Hadith, Tirmidhi). También dijo que Allah ofrece alivio en el Día del Juicio para aquellos que dan sadaqa: “La sombra del creyente en el Día de la Resurrección será su caridad” (Hadith, Tirmidhi).

Dona generosamente antes de que termine el mes de Ramadán y ayúdanos a brindar alivio a aquellas vidas que han sido destrozadas por la guerra, el hambre y los desastres naturales. Muestra misericordia a los demás para que Allah pueda mostrarte misericordia.

Dona hoy y ayúdanos a salvar y transformar vidas.

10 maneras de aprovechar al máximo los últimos 10 días de Ramadán

Los últimos 10 días de Ramadán son los días más espirituales del mes sagrado, momentos de inmensa reflexión y espiritualidad.
Aquí te mostramos 10 maneras de aprovechar al máximo los últimos 10 días de Ramadán:

#1: LEER PARA ALIMENTAR TU ALMA
Si se enfoca en leer el Sagrado Corán este mes, también podrías considerar leer un libro de un autor musulmán para ayudar a nutrir tu espiritualidad y conocimiento.

#2: HACER DU’AA SINCERO
La súplica es uno de los componentes más bellos y bendecidos de la fe islámica. Siéntate en una habitación, en un espacio tranquilo y cómodo y repite una tarea que realmente te salga del corazón. Esta es una manera de hacerte sentir aún más en contacto con tu espiritualidad y tu Creador. Hacer Du’aa en los últimos diez días de Ramadán es particularmente especial.

#3: PASA TIEMPO CON LOS QUE MÁS QUIERES
Nada como Ramadán une más a la familia y los seres queridos. Celebra el regalo de las personas que amas y con las que eres bendecido y dales el regalo de tu tiempo y atención. También puedes participar en la espiritualidad de los últimos diez días juntos, ya sea que te unas a tus primos en la oración del tarawih, ores con tus padres o organices una halaqa con tus amigos.

#4: DAR ESPACIO A TU LADO ESPIRITUALMENTE CREADOR
Si tienes una creatividad interna que anhela salir, considera elegir un pasatiempo en los últimos diez días que nutra ese lado espiritualmente creativo. Algunas ideas pueden ser incursionar en la caligrafía islámica, escribir una publicación espiritual en un blog o crear regalos creativos para el Eid.

#5: HAZ VOLUNTARIADO EN TU TIEMPO LIBRE
El voluntariado es una forma gratuita y poderosa de retribuir a tu comunidad. Elije una actividad que te apasione y dedica tu tiempo a los últimos diez días. Consejo especial: Islamic Relief tiene oportunidades de voluntariado en todo el país.

#6: RENUNCIAS Y SACRIFICIOS
El mes de Ramadán es un momento en que los musulmanes se unen y retribuyen a los necesitados de todo el mundo. Hay muchas maneras en que puedes ayudar a tus hermanas y hermanos necesitados, incluidas las donaciones de dinero, ropa y alimentos.

#7: REFLEXIÓN, REFLEXIÓN, REFLEXIÓN
Hay un reflexión especial que viene con Ramadán y los últimos diez días hacen que sea aún mayor. Quizás sea la conciencia de que el bendito mes de Ramadán está llegando a su fin, o quizás sea la exaltación natural que proviene de estar unidos como una ummah (comunidad). Sea lo que sea, piénsalo antes de que pase el mes.

#8: LEE UNA HISTORIA ISLÁMICA QUE YA NO CONOZCAS
¿A quién no le gusta una buena historia? Nuestra religión está llena de un suministro interminable de cuentos. A veces, las historias que más nos inspiran son las que experimentamos por primera vez, las que nos dicen lo que nuestro corazón necesitaba escuchar. Haz un plan para leer una historia que alimente tu corazón.

#9: LA PRÁCTICA MEJORA
Durante Ramadán, tratamos de practicar muchas cosas, como la paciencia y la empatía. Ponla en práctica en los últimos diez días e intenta perfeccionarla.

#10: EXPRESA TU AGRADECIMIENTO
Alhamdulillah, hay muchas cosas por las que estar agradecido. A veces, simplemente tomarse un momento para sentarse y estar agradecidos por lo que tenemos es todo lo que se necesita para calmar nuestras almas. Ve más allá del sentimiento y comparte esta gratitud. Si estás agradecido con alguien, díselo. Si estás agradecido por tus bendiciones, compártelas.

¡No te pierdas la bendición de estos últimos 10 días de Ramadán!

Islamic Relief España © 2022 | Todos los derechos reservados

DONACIÓN RÁPIDA