Situación de emergencia por las lluvias torrenciales que han provocado inundaciones en el norte de Siria

El 26 de diciembre, las inusuales lluvias torrenciales provocaron severas inundaciones en el norte de Siria a lo largo de la frontera turca, afectando los campamentos de Atma, Karama, Dana, Sarmada, Al Bab, Atareb y Qah.

28 Diciembre 2018

Situación actual en Siria

El 26 de diciembre, las inusuales lluvias torrenciales provocaron severas inundaciones en el norte de Siria a lo largo de la frontera turca, afectando los campamentos de Atma, Karama, Dana, Sarmada, Al Bab, Atareb y Qah. Las carpas de estos campamentos son de lona y están conectadas entre sí por caminos de tierra. Las áreas afectadas continúan experimentando condiciones cada vez más trágicas debido a las continuas condiciones climáticas adversas. Las fuertes lluvias en la región, que han destruido muchas de las tiendas de campaña, han provocado que numerosos desplazados internos se hayan visto obligados a desplazarse nuevamente.

Según la Camp coordination and Camp Management (CCCM), 22 agrupaciones de campamentos se han visto afectadas en Idleb y Alepo. De acuerdo a los cálculos preliminares, el número total de familias afectadas en estos campamentos asciende a 2.329 familias (12.000 personas). Estos números pueden aumentar en los próximos días a medida que el agua disminuya y la extensión del daño se haga más evidente. Idleb ya está luchando para acomodar a millones de desplazados internos sin recursos suficientes y las recientes inundaciones han agravado aún más la situación.

Los desplazados internos afectados prefieren permanecer cerca de sus campamentos. Por este motivo, no quieren trasladarse temporalmente a los centros de acogida de CCCM. La mayoría de los campamentos informales de los desplazados internos afectados están ubicados en zonas propensas a las inundaciones, es decir, lugares con fuertes pendientes y tierras agrícolas que los hacen más vulnerables a las tormentas. Otro problema es la ausencia de sistemas de drenaje adecuados en estos sitios y la falta de infraestructura en las áreas circundantes. Las carreteras no están debidamente pavimentadas, lo que dificulta aún más el acceso a los campamentos de desplazados internos. Según informes, varias carreteras que conducen a los campamentos de desplazados internos han quedado dañados y los camiones cisterna están atrapados.

El cambio climático y el calentamiento global están afectando a un condado ya devastado. Las temperaturas pueden bajar a cero grados centígrados durante la noche en el norte de Siria. Las inundaciones combinadas con el frío del invierno están perjudicando gravemente la supervivencia de las familias desplazadas.

Necesidades humanitarias y el plan de Islamic Relief:

La prioridad,  en estos momentos, (necesidad 1) para las familias directamente afectadas son los artículos no alimentarios, grava y aislantes térmicos. Se necesitan artículos no alimentarios (NFI, por sus siglas en inglés) en 14 campamentos donde 1.223 familias están afectadas, además de la reconstrucción de caminos en 6 campamentos para facilitar el acceso a 941 familias y se necesitan aislantes térmicos en 2 campamentos para 165 familias. Otras necesidades prioritarias incluyen calefacción, carpas, lonas impermeables y desagües para las inundaciones.

Islamic Relief, debido a su presencia operativa en Idleb y Alepo, está en estrecha coordinación con las partes interesadas pertinentes para triangular la información relacionada con las necesidades humanitarias y las brechas. En base a la información inicial, Islamic Relief está planeando una respuesta de emergencia para llegar a, al menos, 1.000 familias (5.000 personas). Se proporcionará artículos no alimentarios como lonas impermeables y mantas a los afectados directamente en los lugares mencionados, y esta será la prioridad en la actuación.

Otras actividades planificadas para la respuesta a largo plazo, como la construcción de caminos, aumentarán el número de beneficiarios, ya que mejorará el acceso y el entorno general del conjunto de campamentos. Como se mencionó anteriormente, un sistema de drenaje deficiente dificulta un rápido desagüe del agua. Por lo tanto, se pondrán en funcionamiento máquinas para drenar el agua y proporcionar acceso a los refugios si se recibe suficiente apoyo en esta intervención.

Otros planes, pensados para el largo plazo como grabar la carretera, aumentará el número de beneficiarios ya que mejorará el acceso y en general el ambiente de los refugios. Como se ha mencionado previamente, el mal funcionamiento del sistema de drenaje existente impedirá retirar el agua con rapidez. Por lo que desplegaremos máquinas para drenar el agua y proporcionar acceso a los refugios si hay ayuda suficiente.

Últimas noticias