viernes, 11 octubre 2013

Hadjara Aboubacar es una abuela de 80 años que vive a 25km de N´djamena en Chad. Comparte su casa -en el pueblo de Koundoul- con 27 miembros de su familia incluídos 15 niños. Hadjara vende pasteles en su pueblo y así puede ganar suficiente dinero para comprar comida.

Vendo pasteles y utilizo el dinero para comprar comida, y dejo de hacerlos hasta que me dan un poco de dinero entonces vuelvo a empezar. A veces no me lo devuelven. Me faltan suficientes ganancias para empezar mi propio negocio,” explica Hadjara.

El año pasado comprar comida era un grave problema. Los precios subieron mucho, mucho más de lo que nos podíamos permitir. Casi no podía comprar los alimentos que necesitábamos, pero los miembros de mi familia hacíamos lo que podíamos para ayudarnos.”
A pesar de las dificultades, Hadjara espera con alegría celebrar el Eid.

Mis piernas casi no me responden, pero voy a la mezquita y rezo la oración del Eid. Mis niños comparten la comida del Eid conmigo, y luego visitamos a nuestros vecinos para desearles lo mejor.”

Hadjara escuchó acerca del programa Qurbani de Islamic Relief a través del jefe de la aldea. Ella se convirtió en una de las 50.700 personas en la región de N’Djamena que consiguió un envase de carne que distribuimos el año pasado.

Si no hubiéramos tenido esta donación de Qurbani, hubiéramos pasado el dia del Eid sin carne, porque no podemos permitírnoslo. Gracias a los donantes de Qurbani de Islamic Relief. Que Dios los proteja y aumente sus riquezas para poder ayudar a toda la gente pobre en el mundo.”

Islamic Relief ha estado apoyando los proyectos Qurbani desde 1986. Ayúdanos a llegar a más familias como la de Hadjara este año: Haz un donativo.

 

Islamic Relief España © 2022 | Todos los derechos reservados

DONACIÓN RÁPIDA