martes agosto 10, 2021

Señalando un nuevo informe de las Naciones Unidas, el asesor principal de políticas de Islamic Relief, Jamie Williams, sostiene que la catástrofe climática todavía se puede evitar si los líderes mundiales siguen la ciencia y hacen más, y más rápido.

Las comunidades más pobres del mundo han soportado durante mucho tiempo la peor parte del cambio climático. En más de 20 países, Islamic Relief ayuda a las personas a adaptarse a los cambios que van sucediendo a medida que el clima del mundo se descompone.

Hemos estado luchando para atraer la atención sobre el desastre que se está desarrollando, exigiendo una acción audaz que hasta ahora no se ha materializado. Ahora, sin embargo, los recientes eventos climáticos que han tenido lugar más cercanos a casa han hecho que las personas en los países ricos estén más alerta a lo que está sucediendo.

Hace tan solo unas semanas, las peores inundaciones en décadas azotaron Europa occidental. Mientras escribo, los incendios forestales asolan países como Turquía, Italia, España y Estados Unidos. Cada vez se tiene constancia de que se trata de una real amenaza mundial.

El informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) de esta semana deja al descubierto el análisis científico y la descripción del colapso climático.

Este no es el primer informe del IPCC que afirma que el mundo se enfrenta a grandes problemas. Pero este informe nos enseña los modelos que muestran dónde hemos estado y hacia dónde vamos con el calentamiento global.

El panorama que nos expone es muy sombrío.

El Sexto Informe de Evaluación sobre la ciencia física muestra que la humanidad está cambiando nuestro planeta de formas muy dañinas. Futuros informes del año que viene darán cuenta de esos daños y establecerán formas de limitar la destrucción.

Aún podemos evitar la devastación climática

Los científicos están seguros de que con la forma en que los niveles de dióxido de carbono están aumentando, el mundo está en camino de un calentamiento global de 2.6° a 3.9°C para finales de este siglo. Muestran cómo esto se traduce en eventos climáticos extremos como el calor severo y las lluvias experimentadas recientemente en Canadá, China y Europa. Describen los efectos a largo plazo del calentamiento de los océanos en los sistemas meteorológicos que aumentarán la sequía y las inundaciones y producirán tormentas devastadoras en todo el mundo.
Pero aún hay esperanza.

Reducir las emisiones de carbono haciendo cambios drásticos en la forma en que usamos la energía, producimos alimentos, hacemos cosas y viajamos, puede limitar el calentamiento a aproximadamente 1.5 ° C.

Estos cambios significan un mundo mejor para las personas: independencia energética, preservación de las selvas tropicales, sostenibilidad, empleos verdes, ciudades habitables, agua y aire limpios, niños sanos y mucho más.

El informe del IPCC deja claro que conseguir 1.5°C es científicamente posible. El público está preocupado y apoya cada vez más las soluciones. Pero se necesita liderazgo político.

Ya se está en ello, pero debe se necesita mucho más, y cuanto antes. La rápida descarbonización con carbón y la deforestación está en la parte superior de la lista, así como la atención a las emisiones de metano altamente dañinas.

Las tecnologías potenciales para capturar las emisiones solo deben verse como un complemento, nunca como un reemplazo o «compensación» para la contaminación continuada.

Algo muy importante que ayudará al trabajo de Islamic Relief en la adaptación de las personas al cambio climático es limitar el calentamiento. En octubre estaremos con los políticos en la COP26 de Glasgow, presionando fuertemente para que se tomen las medidas necesarias.

Dona ahora para apoyar el trabajo de Islamic Relief para salvar vidas en las comunidades que sufren como resultado del colapso climático.

Islamic Relief España © 2022 | Todos los derechos reservados

DONACIÓN RÁPIDA