martes, 27 abril , 2021

Fatumata, de 53 años, es madre de 10 hijos y se dedica a la venta de hortalizas y verduras.

“Vendo pequeños productos, como lechugas, tomates y pepinos. Estos ingresos se suman a los de mi segundo hijo para ayudar a la familia a conseguir alimentos”.
Nos cuenta su difícil situación: “ No es nada fácil enfrentarse a los retos cuando intento ayudar a mi familia. Mis ingresos son muy bajos la mayoría de las veces y no me permiten comprar la cantidad de comida que me gustaría. En cuanto al agua, no tenemos suministro de agua en casa. Tenemos que comprarla. No obstante, podemos comprar 9 bidones de 20 litros que cuestan unos 0,60 euros. Además, si alguno de nosotros enferma, no tenemos medios para comprar medicamentos. Aún teniendo un poco de dinero, no será suficiente para seguir todas las recomendaciones del médico”.

Los paquetes de alimentos que distribuye Islamic Relief en Ramadán significan un alivio para muchas familias como la de Fatumata. Ella misma nos cuenta “El paquete de alimentos de Ramadán me permite cocinar para mi familia y ahorrar un poco de dinero para usarlo en otras necesidades. Gracias a este proyecto, mis hijos se alimentan bien”.

Fatumata se siente muy agradecida por recibir esta ayuda y le gustaría que Islamic Relief pudiese mejorar las condiciones de su vivienda: “en primer lugar, me gustaría agradecer a Islamic Relief su ayuda. Mis hijos y yo vivimos en dos habitaciones pequeñas de barro y en malas condiciones. Estaría muy contenta si Islamic Relief pudiese ayudarnos a mejorar nuestra habitación”.

Demuéstrale a Fatumata que el mundo está allí por ella. Este Ramadán, todos somos uno.

Islamic Relief España © 2021 | Todos los derechos reservados

DONACIÓN RÁPIDA