“Vinimos porque necesitábamos ayuda”, nos cuenta Idrissa, pescador desde hace 20 años y ahora forma parte de un grupo cooperativo en la región de Tillaberi en Níger.

"Ahora gano 100.000 CFA [unos 150 €], que son suficientes para alimentar a mi familia", nos dice Idrissa.

“Antes, cuando íbamos al río, había veces en las que no pescábamos nada. Solía ganar 2.000 CFA (unos 3 €) al mes, ni siquiera lo suficiente para comprar un paquete de mijo”.

En 2017, Islamic Relief inició un proyecto para reducir la inseguridad alimentaria y reforzar los medios de vida en el valle de Tinga. Enfocados en la agricultura y la pesca, a finales de 2019 ya se habían construido 10 estanques comunitarios, cada uno con 400 peces.

“Con estos estanques, ahora podemos controlar la producción”, asegura Idrissa. “Ahora gano 100.000 CFA [unos 150 €], que son suficientes para alimentar a mi familia”. Su cooperativa está vinculada a grupos de pescadores locales como mujeres que compran pescado para venderlo después en el mercado.

Además de otras actividades en 2019, el proyecto incluye cultivos con sistemas de irrigación que no requieren mucha agua para que los agricultores locales puedan producir cosechas y venderlas durante todo el año. Capacitamos a los agricultores en el uso de semillas resistentes a la sequía y sistemas de alerta temprana para reducir su vulnerabilidad ante los precios fluctuantes del mercado. Y abrimos tiendas comunitarias para que la población pudiera adquirir semillas y herramientas de buena calidad. El proyecto concluye en 2020, después de haber garantizado un futuro más brillante a 1.000 familias como la de Idrissa.

Islamic Relief España © 2020 | Todos los derechos reservados

DONACIÓN RÁPIDA