Nuestra voluntaria Miri consigue el reto ciclista para pozos de agua en Africa junto con el resto de compañeros de Islamic Relief

Recorrer 200km en bicicleta por Andalucía con el propósito de financiar proyectos de agua en países como Mali y Níger.

Cuando tenemos sed, queremos darnos una ducha o simplemente lavarnos las manos, con un simple gesto como es abrir el grifo de nuestras casas podemos conseguir el agua que tanto necesitamos. Si vamos por la calle podemos conseguir en fuentes públicas o pedir un vaso de agua en cualquier establecimiento…Tenemos agua al alcance de nuestra mano en todo momento sin apenas realizar ningún esfuerzo, y, es un derecho básico y primario que damos por sentado que no nos va a faltar y al que tendremos acceso día a día.

Esta realidad es muy diferente en otros lugares del mundo donde, estando en el siglo en el que estamos aún hay seres humanos que mueren de sed, aún hay alrededor 800 millones de personas que no tienen acceso al agua limpia con la que sobrevivir día a día, no cuentan con ese bien que nosotros con un simple gesto podemos obtener en cualquier momento.

Nos asustamos a leer estos datos numéricos, cuando nos dicen que hay 700.000 niños que mueren al año por falta de higiene y debido al agua contaminada… ¡lo que supone 2.000 niños que mueren al día! ¿Somos realmente conscientes de lo que estas cifras significan? Sólo vemos los números y no nos paramos a pensar que estamos hablando de la vida de seres humanos que mueren por la falta de agua limpia con la que sobrevivir.

Desde Islamic Relief nos hemos intentado poner en el lugar de todas esas miles de personas que tienen que caminar 6km al día para conseguir agua con la que apagar la sed de sus familias. Nos comprometimos a cumplir un reto por todos ellos.

Nuestro reto consistía en recorrer 200km por Andalucía en bicicleta para conseguir recaudar fondos destinados a la construcción de pozos de agua en Mali y Níger y así poder hacer accesible este derecho a miles de personas.

Sólo puedo decir que ha sido una experiencia única y especial de la que sobretodo me llevo aprendizaje y agradecimiento. A pesar de que ninguno éramos ciclistas profesionales y que hubo momentos duros en el camino…la misión con la que habíamos ido allí nos empujaba a continuar hasta el final y a superar esas inmensas e interminables cuestas que parecían no tener fin.

Aprendizaje por el trabajo en equipo, supimos mantenernos unidos en todo momento y así superar obstáculos tales como arreglar un pinchazo de rueda o superar algún que otro accidentillo en el camino.

Aprendizaje por la convivencia tan magnífica que hubo entre todos durante toda la semana, que demuestra que con paciencia todo se logra. Avanzábamos como una gran familia unida por el objetivo común de servir a aquellas personas que sufren todos los días por conseguir agua limpia con la que salir a delante día a día, ellos son los verdaderos protagonistas.

Agradecimiento a Islamic Relief por haberme permitido formar parte de esta experiencia y por hacerme sentir parte de esta gran familia.

Agradecimiento a todas aquellas personas que nos han apoyado y sin los cuales nuestro objetivo final no se habría podido llevar a cabo…ellos son los verdaderos héroes de este reto.

Gracias a Allah por haber puesto en mi camino a Islamic Relief y haberme permitido conocer a personas tan maravillosas que se han convertido en amigos, en familia.

“Y, quien salvara una vida sería como si hubiera salvado las vidas de toda la humanidad” [Corán, Sura 5:32].
Escrito por Miriam Gaisar Seco
Voluntaria de Islamic Relief Madrid.

Dona agua para la vida

Más información en nuestras Redes Sociales

#AguaParaLaVida
#Water4Live
#AndalusiaCycleChallenge
#IslamicReliefEspaña
#IRFamily