Nuestras oficinas en Siria, Yemen, Gaza y el resto del mundo se están preparando para hacer frente al Coronavirus

Mientras el mundo se focaliza en prevenir la propagación de COVID-19, Islamic Relief brinda asistencia sanitaria e higiénica a personas vulnerables en diferentes partes del mundo, y hace un llamamiento a los donantes para que colaboren en esta labor de vital importancia.

Una pandemia que está afectando a todo el mundo

Según las últimas cifras, en estos momentos hay más de 800.000 casos confirmados de coronavirus a nivel global. Recientemente, el virus ha llegado a Gaza y Siria, suscitando el temor a que la enfermedad pueda expandirse sin control, particularmente en campamentos atestados que albergan a quienes se han visto obligados a abandonar sus hogares.

A medida que el número de infecciones continúa aumentando, la pandemia se propaga cada vez más en todo el mundo.

Nuestra labor de asistencia sanitaria e higiénica ayuda a salvar vidas

Islamic Relief trabaja en más de 35 países, en los que nuestros equipos sobre el terreno están preparándose para proporcionar asistencia sanitaria y aumentar las precauciones para minimizar el riesgo de contraer o contagiar esta enfermedad. A medida que COVID-19 se propaga, afectando a más comunidades en diferentes partes del mundo, nuestros equipos pondrán en marcha clínicas, proporcionarán kits de higiene y el acceso al saneamiento.

También estamos creando conciencia sobre las buenas prácticas higiénicas, como lavarse las manos; formando a las comunidades en atención sanitaria y trabajando con el gobierno local para garantizar asistencia sanitaria e higiénica en lugares donde el acceso a la sanidad es muy reducido o inexistente.

Distribuir la ayuda será cada vez más difícil

“Nos preocupa que nuestro personal pueda ofrecer programas de manera segura y tenga que limitar nuestra respuesta si las cosas se ponen realmente mal”, comenta Simona French, directora de Relaciones Externas. “Pero a medida que trabajamos en algunas de las regiones más difíciles del mundo, como Yemen y Siria, tenemos experiencia en adaptar nuestras operaciones para proteger a los más necesitados a medida que surgen nuevos desafíos.

“Sobre todo, nos preocupa la capacidad de los sistemas sanitarios débiles que no podrán hacer frente a una gran afluencia de personas y no contarán con procedimientos de contención adecuados. Las personas vulnerables son más propensos a contraer esta enfermedad, y ello también podrá afectar a nuestros propios trabajadores humanitarios mientras trabajan para apoyar a sus comunidades”.

La respuesta global a una emergencia de salud pública

En España, Italia, Canadá, Estados Unidos y Reino Unido, nuestras oficinas están trabajando para responder a la emergencia y brindar soporte a las comunidades más vulnerables. La respuesta abarca desde la distribución de kits de higiene o paquetes de alimentos, hasta la asistencia financiera a las familias que viven por debajo del umbral de la pobreza y a las instalaciones sanitarias que están tratando a personas en condiciones muy graves.

Nuestras oficinas sobre el terreno, además de la preparación para brindar asistencia sanitaria e higiénica, también se están preparando para las distribuciones de Ramadán en un contexto completamente diferente. Sin embargo, ello no detendrá nuestra labor y nuestro deseo de servir a los más necesitados en el mundo.

Tú puedes ayudar a marcar la diferencia. Tu donación puede ayudar a salvar vidas.