Ramadán en Siria con Tahir

“Ramadán es el mes de la misericordia y el perdón, pero ya no hay un ambiente alegre entre los sirios. Hay más dolor ahora “.

Tahir recuerda cómo se sentía en Ramadán cuando creció y cómo las personas solían comportarse durante este mes.

Antes del conflicto se decoraban mezquitas y calles para celebrar Ramadán. Vecinos y familiares solían visitarse, los mercados y las calles estaban llenos de gente hasta altas horas de la noche, las familias solían preparar comida deliciosa para el iftar, y después de eso la gente solía llenar las mezquitas para las oraciones taraweeh”.

“Sin embargo, las costumbres y tradiciones asociadas con este mes bendecido casi han desaparecido ahora debido al conflicto que hay ahora en Siria”.

“Hoy en día, la situación es muy diferente para la mayoría de las personas en Siria. Siete años de conflicto significa que casi todas las familias han perdido a un ser querido. Mi mujer y yo tuvimos que dejar mi ciudad natal en el mes de Ramadán hace dos años”.

Tahir y su familia ahora viven cerca de la frontera sirio-turca y hay algo de estabilidad allí. Pasa la mayor parte del día trabajando y ayudando a otros. Está agradecido de que puede ayunar y asistir a las oraciones sin temor a los bombardeos o ataques aéreos.
El deseo de volver a casa no ha menguado, espera volver algún día.

“Espero regresar a mi ciudad natal algún día, deseo regresar a mi hogar y vivir allí con mi familia en paz y seguridad”.

Últimas noticias