En el Día Mundial del Medio Ambiente 2022, nuestra jefa de incidencia global, Shahin Ashraf, explica el por qué de qu estamos apoyando la campaña de #OnlyOneEarth.

Un llamamiento para una acción global, unificada y transformadora

A medida que el cambio climático continúa devastando comunidades en todo el mundo, la responsabilidad de construir un planeta más verde y sostenible es cada vez más urgente. Para mitigar el nivel de daño y desarrollar la resiliencia en las comunidades vulnerables, es fundamental que tomemos medidas audaces y rápidas que se basen en la experiencia y sabiduría  de las comunidades.

Sobre todo, tal compromiso exige una acción colectiva: la compasión y la unidad demostradas por la comunidad internacional en la reciente crisis de Ucrania, por ejemplo, nos muestran las posibilidades que surgen cuando trabajamos juntos. Este tipo de acción concertada, rápida y decisiva puede y debe extenderse a la crisis climática. 

De hecho, si no hacemos esto, sufriremos graves consecuencias y los colectivos más vulnerables serán los más afectados.

 

“Abandonados a merced del mar”: La intrusión marítima desplaza a comunidades en Pakistán

En Pakistán, país que se encuentra entre los países más afectados por el cambio climático según un informe de 2020, el aumento de terremotos, inundaciones y sequías ha significado que las comunidades locales tengan que luchar por sobrevivir. Ateef, un guardia de seguridad de 65 años en Dasi, es tan sólo uno de los más de 860.000 migrantes climáticos estimados desplazados de su tierra natal.  

Después de haber trabajado durante 30 años como pescador y agricultor en su ciudad natal Babloo, Ateef se vio obligado a emigrar, junto con su comunidad, después de perder sus tierras y animales debido a la intrusión marina y la falta de agua dulce. En Dasi, donde viven ahora, Ateef explica que carecen de acceso a agua dulce, instituciones educativas e infraestructura médica, y que esto último conduce a problemas de salud importantes como asma, diarrea y complicaciones en el embarazo para las mujeres. 

«Estamos viviendo una vida muy miserable», nos dice Ateef, «Nuestros hijos no van a la escuela o a la madraza (escuela religiosa). Tampoco disponemos de instalaciones de electricidad o saneamiento. Todos quedamos a merced del mar».

Para proporcionar ayuda y desarrollar estrategias de creación de resiliencia, Islamic Relief trabaja con las comunidades locales en Pakistán en la implementación de proyectos innovadores y sostenibles. Entre otros, nuestros proyectos implican la introducción de estructuras de recolección de agua de lluvia y formaciones sobre agricultura adaptativa al clima. Tales intervenciones ayudan a los agricultores a garantizar que sus cultivos permanezcan a salvo de las sequías. Islamic Relief también apoya a las comunidades locales en la reconstrucción de viviendas, pequeñas empresas e instalaciones de saneamiento.

Adaptación a las prácticas agrícolas interrumpidas en Indonesia

Los agricultores en Indonesia también enfrentan la pérdida de medios de vida a medida que el cambio climático afecta las prácticas agrícolas. Aunque los agricultores tradicionalmente han confiado en las prácticas indígenas para predecir las precipitaciones, como son el Warige y tumbuk, estas prácticas ahora luchan por mantenerse al día con los patrones climáticos cambiantes.

«En el pasado, las predicciones de nuestras personas mayores siempre eran precisas, sin embargo, hoy en día, la predicción a veces es incorrecta ya que el cambio climático está afectando la lluvia

Explica Ahmad, líder del grupo de agricultores locales. Esto significa que los productores de sal, que necesitan madurar la sal durante la estación seca, se están viendo atrapados por las impredecibles lluvias, mientras que los productores de arroz están viendo una caída drástica en la productividad debido a los largos períodos de sequía y  temporadas de lluvias más cortas.  

A través de la escuela en terreno sobre el cambio climático, Islamic Relief está tomando las medidas para capacitar a las poblaciones locales en métodos de adaptación basados en la comunidad. Estos incluyen medir las precipitaciones diarias y ajustar las plantaciones de cultivos en función de las predicciones climáticas trimestrales que integran el conocimiento indígena con los métodos científicos modernos y conducen a una mayor confiabilidad y mayor productividad. 

Crisis humanitaria en Etiopía: el cambio climático se une con el  conflicto 

En su cuarto año consecutivo de falta de lluvias, Etiopía se enfrenta a la peor sequía en el Cuerno de África desde 1981. Más de 7 millones de personas ya sufren desnutrición y el 39% de la población no tiene acceso a un suministro de agua potable. 

A medida que la sequía agudiza los efectos del conflicto interno, la población etíope experimenta alta inseguridad y lucha por mantener la vida cotidiana.

Con la ayuda de Islamic Relief, Ayana, de 29 años y madre de 2 hijos, ha podido formar una asociación de ahorro y crédito de la aldea de mujeres con su comunidad local y utilizan el dinero ahorrado para comprar ganado para los miembros del grupo. Sin embargo, debido a la sequía y la escasez de forraje para ganado, Ayana y su grupo se vieron obligados a vender el ganado después de que 1 de cada 5 vacas murieran. A pesar de esto, Ayana dice que mantiene la esperanza para el futuro.

«Sobre todo, hemos aprendido las ventajas de organizarnos en asociaciones de ahorro de aldeas. Nuestro plan ahora es crecer juntos expandiendo y diversificando nuestro negocio».

En el futuro es crucial que prioricemos las historias, perspectivas e ideas de las comunidades afectadas por el cambio climático, incluidas las de Pakistán, Indonesia y Etiopía.

Sólo tenemos una Tierra, y nos pertenece a todos.   

Islamic Relief se compromete a trabajar con las comunidades locales para proporcionar alivio, desarrollar resiliencia y producir estrategias de adaptación. 

Dona hoy para apoyar nuestro vital trabajo.

Islamic Relief España © 2022 | Todos los derechos reservados

DONACIÓN RÁPIDA