jueves, 24 junio , 2021

La familia de Samrat vive en la pobreza. A pesar de la mala situación económica su marido trabaja día y noche para asegurar la vida de sus hijos.

Samrat Baker Badwan dice:
«Nuestra  situación económica es muy mala, estoy todo el día pensando en cómo dar de comer a mis hijos, nuestro frigorífico está vacío, esperan que vuelva su padre del trabajo y traiga verduras, falafel y judías».

Mis hijos comen y  se van a dormir, luego me siento cómoda.

Añade: «Dependemos de la comida que traiga mi marido, la cantidad no es suficiente, pero siempre le damos las gracias a la Allah».

Continúa: «De hecho, si queremos comprar verduras o comida, nos aseguramos de ir al mercado justo antes de que cierren, porque nos permite comprar a menor precio porque no están tan frescos como por la mañana».

Asegura: «No comemos carne fresca, excepto en Al Adha Eid, un kilo cuesta unos 12 € y los ingresos de mi marido no superan los 4 € diarios».

«Cuando llevé a mis tres hijos Merna, Rimas o Seraj a la clínica a una revisión médica, me dijeron que los tres tenían sangre deficiente y peso bajo para su edad. Esto me preocupó sobre su crecimiento. El doctor me dijo que mis hijos tenían que comer sano para ganar vitaminas o suplementos ».

Continuó con pena: «No volví a la siguiente revisión porque sabía que no había cambiado nada. No comieron nada de los alimentos que necesitaban o de los suplementos. Ojalá tuviera dinero suficiente para pagar el tratamiento».

La familia de Samrat vive en la oscuridad, en una choza donde no entra ni la luz ni el aire.  La casa es húmeda y muy pequeña y consta de una habitación y un baño. La cocina no está preparada para su uso, por lo que la familia lleva muchos años sufriendo a la hora de preparar la comida. «Por más de 7 años, he cocinado en fuego con madera. Espero que las circunstancias de mi vida mejoren o que Islamic Relief me ayude a rehabilitar mi casa».

«Espero que Islamic Relief me dé un armario para la ropa. Llevo 12 años soñando con ello. Han traído felicidad a mi familia con este proyecto de sacrificio y espero que puedan hacernos felices otra vez con el armario».

Explica: «Mis hijos solo se alegran los días de Eid, gracias a Allah que tenemos Eid al-Fitr y Eid al-Adha para ver la sonrisa de mis hijos. Es cierto que no pude comprarles ropa nueva para el Eid, pero gracias a Allah que la carne sacrificada hace que los días del Eid sean especiales para ellos».

Con felicidad, nos cuenta: «Prepararé y cocinaré inmediatamente nuestra parte de carne Qurbani que recibí de Islamic Relief. Gracias a Allah esta es la primera carne de Qurbani que recibimos, gracias por los que la donaron».

Añade: «La cantidad que recibimos es perfecta para mi familia, cocinaré Molokheya ya que a mis hijos les encanta». Sonrió y dijo: «Este Eid será especial y único para nosotros».

Samrat dijo: «Este es el segundo año que nos beneficiamos del proyecto Qurbani, pido a ALLAH que bendiga a los que donaron a la gente de Gaza, gracias a Allah recibimos la carne y está fresca».

Concluyó: «Deseo una gran felicidad a todos los que han donado y nos han hecho felices a mí y a mis hijos».

La hija de Samrat

PÁGINAS DE UDHIYA RELACIONADAS

Islamic Relief España © 2021 | Todos los derechos reservados

DONACIÓN RÁPIDA