fbpx

Siria – Salvando a Shahad de un disparo

Cuando la familia de Shahad intentaba huir del conflicto armado, lo impensable pasó: Shahad, una pequeña niña de dos años fue disparada en la espina dorsal y quedó paralizada. La madre de Shahad habia sido asesinada en Siria y fue su tía quien la trajo al Líbano para buscar un tratamiento médico.

“Estábamos en casa pero no nos sentíamos seguros. Fuimos a otra casa pensando que sería más segura. Su tía la llevaba cuando una bala la alcanzó.”

“Vinimos y le dieron un primer tratamiento en el hospital. Prepararon un coche para traernos y le quitaron la bala de la espalda. Rezo para que con la voluntad de Allah, Shahad se pondrá mejor y volverá a caminar.”

Ahora Shahad vive con su tía en un campo de refugiados en el Líbano. Pero está paralizada de cintura para abajo. Su familia sigue rezando para que algún dia pueda correr y jugar como los otros niños.

La dura historia de Shahad sólo es una de las que el equipo de Islamic Relief escucha cada día en Siria. Hemos proporcionado más de 5,2 millones de productos médicos desechables, más de 2.200 piezas de equipamiento médico y 22 ambulancias dentro de Siria en el último año. También hemos pagado las operaciones y el tratamiento médico de miles de refugiados sirios en países vecinos como Jordania, Líbano y Irak.

Gracias por vuestro incondicional apoyo que ha hecho todo esto posible. La tía de Shahad tiene un deseo: “Espero que el mundo continúe rezando por Shahad y que su historia no se olvide.”