Bosnia Herzegovina

Bosnia-Herzegovina sufrió gravemente durante la guerra de 1992-1995, dejando un cuarto de millón de muertos. A pesar de que el país se ha estabilizado desde la guerra, aún sigue siendo uno de los países más pobres de Europa.

Aunque ha habido un cierto desarrollo desde la guerra, muchas familias aún sufren la falta de un hogar estable después de más de 20 años de perder su casa en el conflicto. El desempleo tiene una tasa muy elevada y las oportunidades laborales son muy escasas.

Islamic Relief en Bosnia Herzegovina

Islamic Relief empezó a trabajar en Bosnia-Herzegovina durante la guerra, abasteciendo con asistencia de emergencia, entrega de alimentos, agua y ropa. Después de la guerra, reconstruimos casas, escuelas y edificios públicos que habían sido destruídos, y empezamos a dar apoyo en Ramadan y Qurbani, que continúa hasta hoy.

Debido al alto porcentaje de fallecidos, centramos nuestro trabajo en ayudar a las familias monoparentales y a los huérfanos, ya que estos eran los grupos más vulnerables. Además de nuestro programa de apadrinamiento uno a uno, proveemos también con asistencia psicosocial a largo plazo a los niños y familias traumatizados por sus vivencias durante y después del conflicto.

En un esfuerzo por mejorar las oportunidades de empleo, ofrecemos préstamos sin interés, basados en el modelos de economía islámica, para ayudar a la gente a crear sus propios negocios y a reconstruir sus hogares. Sin nuestra ayuda, quizás nunca tendrían la oportunidad, pero a medida que los préstamos son devueltos, y la tasa de reembolso es del 90%, prestamos ese dinero a otra familia, lo cual significa que una donación es utilizada para ayudar a financiar a una familia tras otra.

Proyectos en Bosnia Herzegovina