0 marzo 16, 2021

Umm Ibrahim con su hijo

“Hemos huido una y otra vez, pero aún vivimos con miedo”: la búsqueda desesperada de seguridad por parte de una madre en Siria

Umm Ibrahim es una mujer viuda que ve crecer a sus tres hijos en uno de los cientos de campamentos ubicados en el norte de Siria. Los tres pequeños tienen trastornos mentales.

“Mi hija Jamila experimenta períodos maníacos, que afectan su sueño y la hacen llorar. Mi hija Wafa lucha contra el trastorno obsesivo compulsivo y mi hijo, Hassan, también hace frente a una enfermedad mental. Todos necesitan cuidados especiales y me gustaría que pudiesen recibir un tratamiento”.

La familia ha huido varias veces en busca de seguridad.

Los bombardeos han obligado a la familia a desplazarse varias veces. Dejaron atrás su hogar cuando su pueblo quedó destruido y en los años posteriores tuvieron que huir repetidamente, buscando desesperadamente un lugar seguro.

“Hace cinco años, nuestro pueblo, en Jisr Al-Shughour, fue bombardeado y mis hijos y yo tuvimos que huir para poner a salvo nuestras vidas. Durante el bombardeo, nuestra casa quedó completamente demolida. Perdimos todo”.

El hijo de Umm Ibrahim resultó gravemente herido durante los ataques aéreos. Durante la huida, sufrió heridas de metralla en el abdomen. Lo llevaron al hospital, pero nadie le informó a su madre, que pasó 10 días buscando desesperadamente a su hijo.

“Estaba en un estado de pánico y lo busqué por todas partes. Hablé con algunos hospitales pero tampoco pudieron localizarlo. Durante 10 días, lloré y oré, pidiéndole a Dios que me lo devolviera sano y salvo y que lo sanara de nuevo. Afortunadamente, Dios me devolvió a mi hijo. Lloré desconsoladamente mientras lo abrazaba”.

Horrores y tragedias inimaginables

El hogar de la familia de Umm Ibrahim quedó destruido por las bombas y, desde entonces, han tenido que trasladarse de pueblo en pueblo y de campamento en campamento. A esta madre de tres hijos le resulta difícil describir la sensación de estar constantemente desplazándose.

“Hemos vivido muchas tragedias desde que comenzó la guerra y todavía seguimos sufriendo. Ni siquiera podemos satisfacer nuestras necesidades más básicas en este campamento”.


Pobreza y trauma

La familia se refugia en una tienda de campaña y depende de la ayuda humanitaria para sobrevivir. No tienen suficientes recursos para comer y rara vez comen carne. Viven con miedo debido a los terribles recuerdos que tienen de los bombardeos que les arrebataron su hogar.

“Hemos tenido noches en las que nos hemos ido a dormir con el estómago vacío por falta de comida. Nuestra situación es muy inestable porque no sabemos qué nos deparará la vida.

“Vivimos con miedo por lo que presenciamos en nuestro pueblo natal. Cuando escuchamos el sonido de los aviones, sentimos mucho pavor. Saco a mis hijos de la tienda y corro a las tierras de cultivo vecinas porque tengo mucho miedo”.

Deseos para un futuro mejor

A solas con sus hijos, Umm Ibrahim a menudo reflexiona sobre el pasado, su hogar, sus amigos y su familia.

“Todos deseamos regresar a nuestro país y reunirnos con nuestros seres queridos y vecinos. Estábamos muy unidos y solíamos visitarnos a menudo. Mi hermana vivía cerca y solíamos reunirnos para comer juntos. Me gustaría reconstruir mi casa para que mis hijos y yo podamos vivir allí de nuevo.

“Han pasado cinco años desde que huimos y rezo para que esta crisis termine pronto para que podamos retomar nuestras vidas. Hemos sufrido todo tipo de injusticias y le pido a Dios que nos ayude a vivir en paz y seguridad. Hemos perdido mucho”.

Islamic Relief proporcionó a Umm Ibrahim paquetes de alimentos, kits de higiene, carbón y ropa de abrigo.

Con tu ayuda, podemos seguir ayudando a muchas familias que aún sufren en Siria, un país devastado por la guerra.

 

 

Islamic Relief España © 2021 | Todos los derechos reservados

DONACIÓN RÁPIDA