Un futuro mejor para Kosovo

El apadrinamiento de niños huérfanos crea una gran diferencia en la vida de los niños en todo el mundo. Con tu ayuda, podemos asegurarnos de que este apoyo no termina a los 18 años. Hemos sido capaces de ayudar a chicos como Naim proporcionándole unas habilidades y un oficio, y así un futuro más prometedor.

Se están gestionando nuevos sistemas de ayuda para los jóvenes kosovares que están saliendo del programa de apadrinamiento y que están ahora formándose para trabajar y cubrir la demanda de empleo a nivel local.

Casi el 60% de la población es pobre o vive en la extrema pobreza. Aproximadamente el 45% de la población kosovar está en el paro. Islamic Relief ha estado apadrinando huérfanos en Kosovo desde hace más de diez años. El año pasado, introducimos un programa de formación profesional para ayudar a los jóvenes que estaban dejando el programa de apadrinamiento. Este programa de formación empezó en el año 2012.

Naim de 18 años vive con su madre, de avanzada edad. Islamic Relief le ha apadrinado durante más de diez años, proporcionando a su familia con ayuda económica para sus necesidades básicas y su educación. Pero como ha alcanzado la mayoría de edad, ya no puede seguir recibiendo la ayuda de apadrinamiento. Aunque Naim es un chico joven y brillante, no puede pagarse la universidad.

Naim fue uno de los ocho chicos que formamos como fontaneros. Se graduaron en nuestro Centro de Formación Profesional, y Naim empezó a trabajar con nuestro equipo en la rehabilitación de casas en Drenas y Skenderaj. Las familias que viven allí ya tienen agua potable y sistemas eléctricos y de higiene.

“Siempre pensé que tendría que dejar el país” dice Naim. “La posibilidad de encontrar trabajo era nula. Pero gracias a Dios, Islamic Relief me ayudó, como siempre. Soy muy afortunado de poder tener una formación profesional porque ahora ya tengo un oficio.”

“La vida es mejor para muchas familias ahora. Me encanta mi trabajo actual y cada día es especial. Trabajamos con familias y puedo ver la esperanza y la felicidad en sus caras. Quiero a la gente de mi país y soy muy feliz de que puedo hacer algo por ellos a través de este proyecto.”

“Me siento bien cuando veo que estamos proporcionando agua a muchas familias de la región. Recuerdo cuando mi familia cargaba con el agua durante largas distancias y sé lo dificil que es, especialmente durante los fríos y largos inviernos. Sé lo que significa esto para la gente.”

Este programa de formación le ha dado esperanza a Naim y a cientos de familias necesitadas. “Islamic Relief está haciendo un gran trabajo, y estoy contento de formar parte de ello. Gracias por estar aqui y apoyar a estas familias.”