miércoles, 28 septiembre 2022

En enero de 2022, varios miembros del personal de Islamic Relief tuvieron la oportunidad de visitar las oficinas sobre el terreno y los proyecto que se implementan en Kenia.

Hoy cuatro compañeras del staff de Islamic Relief España nos comparten su experiencia.

Staff de Islamic Relief en Kenia

El viaje a Kenia nos ha regalado muchas vivencias y recuerdos, pero lo más importante son las lecciones que nos hemos llevado y qué es lo que estamos haciendo realmente tras ese viaje. Creo que una de las experiencias más impactantes para mí fue la visita que hicimos a la pediatría de un hospital, donde nos encontramos niños con desnutrición severa. Percibir prácticamente el esqueleto de una niña de 6 años desnutrida que apenas pesaba 8 Kg me hizo sentirme impotente en ese momento. No obstante, no podemos olvidar que en nuestras manos está el poder de la súplica (duaa) y actuar. Podemos pasarnos la vida lamentando la cantidad de niños desnutridos en el mundo y las injusticias o podemos actuar. Por eso es importante que uno evalúe qué está haciendo para contribuir al cambio.

Partimos de la base de que el cambio empieza por nosotros mismos. Si tenemos esa iniciativa, podemos conseguir mucho y, ¿qué decir si actuáramos como una Umma unida? Es momento de pasar a la acción y quizás te preguntes cómo. Desde mi punto de vista, el cambio empieza por valorar las bendiciones que uno tiene y compartiéndolas con los demás. Mientras unos malgastan agua, otros recorren kilómetros para conseguirla de ríos como el Tana River en Kenia donde los niños son comidos por cocodrilos o mujeres son violadas mientras realizan esta tarea. Mientras unos derrochan comida, otros niños no tienen nada que llevarse al estómago y se van a dormir hambrientos a diario hasta que sus cuerpos dan indicios de altos niveles de desnutrición. Mientras unos se aburren en las horas lectivas, otros niños van a clase descalzos, sin apenas material escolar, pero con ganas de aprender y tener un futuro mejor. Podemos continuar comparando dos realidades dispares u, optar por cambiar ambas realidades a algo mejor. TÚ, YO, NOSOTROS decidimos.

Hana El Abdallaoui Flihi

Nieama en Kenia

Soy Ni3ma Milahi. Una simple trabajadora en esta gran organización qué sin darme cuenta me visto inmersa en uno de los viajes más especiales de mi vida profesional. Una vida profesional corta en este ámbito, en el que como bien dice mi nombre Allah me ha bendecido con ello.

La bendición es doble por formar parte de esta cadena humanitaria y por haber tenido la oportunidad de visitar Kenia como field office.

Pudimos visitar proyectos y entender el trabajo implementado desde el terreno por grandes profesionales de IRK.  Proyectos que necesitan de gran dedicación y que sin la ayuda de miles de personas no podrían llevarse a cabo.

Palpar la ayuda que nos llega y ver el resultado de donaciones de miles de personas ha sido mucho más que satisfactorio.

Ahora nos toca seguir, el trabajo no cesa porque la necesidad cada vez es más extrema.

Nieama Milahi

Staff de Islamic Relief en Kenia

Qué decir de uno mismo cuando se cree que el mundo está a sus pies, cuando toma por garantizadas todas las bendiciones que tiene en su vida. Cuando creemos que estamos a salvo de catástrofes y de pobreza por vivir en el primer mundo.

Kenia es el primer mundo, una sociedad donde el individualismo aún no ha llegado y donde compartir es vivir. Desconocidos y estas personas del mundo periférico nos han dado una lección. Pues por muy avanzados que estemos, ellos nos ganan en humanidad.

Compartir es vivir, pues no dudaban en dar de lo poco que tenían, en ofrecernos de su plato, sin saber si iban a poder disfrutar del siguiente, en honrarnos con una sonrisa y me enseñaron que no son ellos los necesitados, sino nosotros de hacer algo de bien.

Fatima Mahdadi

Miriam
Mi experiencia en Kenia ha sido tanto dura, así como esperanzadora y frustrante a la vez. Dura por el golpe de realidad que recibimos al ver con nuestros propios ojos la cara de la hambruna que está azotando el Cuerno de África. Esperanzadora por que hemos podido ver realmente el fruto de tanto trabajo; cómo una donación se convierte en un pozo de agua, el cual ayuda a erradicar de raíz problemas como la pobreza, las agresiones sexuales a mujeres, niños y niñas y las enfermedades como el cólera. Frustrante por todo el trabajo que aún queda por hacer, toda la gente a la que aún tenemos y queremos llegar.
Esta experiencia trabajando con el equipo de Islamic Relief Kenya nos ha hecho volver a ver lo maravilloso del trabajo humanitario, todo el sacrificio que nuestros compañeros hacen día a día para poder ayudar a las personas que más lo necesitan. Que Allah les recompense por ello así como a todos los donantes que hacen posible esta labor.

Miriam Gaisar

Islamic Relief España © 2022 | Todos los derechos reservados

DONACIÓN RÁPIDA