lunes, 12 abril 2021

Gracias a Dios, una vez más Islamic Relief está aquí para ayudarte a que tengas todo listo para este Ramadán. Al igual que el Ramadán del año pasado, el de este año sin duda será una experiencia única. En medio de esta pandemia, el mes de Ramadán de 2021 lo pasaremos, principalmente, en nuestras casas, lo que hará que nos sintamos un poco más solos y aislados de nuestras grandes familias, comunidades y mezquitas.

Hombre rezando en la mezquita

Ha sido un año complicado para muchas personas de nuestra comunidad, pero si Dios quiere, nos espera un futuro mucho más esperanzador. Hay muchas cosas por las que mirar hacia el futuro:

  • En España ya se está vacunando a la población
  • La primavera está al caer
  • Tenemos la oportunidad de disfrutar de otro Ramadán

Dadas las dificultades del año pasado, podemos sacarle el máximo partido al Ramadán de este año como una oportunidad para reflexionar y darnos un respiro. A tan sólo un día de que empiece, hay una serie de consejos espirituales y prácticos que podemos tomar para prepararnos para este mes tan dichoso y aprovecharlo al máximo de la manera más segura posible.

«¡Oh, creyentes! Se os prescribe el ayuno al igual que fue prescrito a quienes os precedieron, para que alcancéis la piedad» Corán, 2:183

5 Consejos espirituales para preparar este Ramadán

la Coach Espiritual, Razia Hamidi

El mes de Ramadán abarca mucho más que abstenerse de la comida y la bebida. Es centrarse menos en los deseos mundanales y más en nuestra fe. En este sentido, el Ramadán sirve para «refrescar» nuestra fe, una celebración que nos recuerda a hacer una pausa y centrarnos, de nuevo, en lo que de verdad es importante para nuestras vidas. 

Para poder aprovechar al máximo este Ramadán, la Coach Espiritual, Razia Hamidi, ha hablado con Islamic Relief para ofrecer una orientación sobre la preparación espiritual que podemos hacer para este mes tan sagrado. A continuación, os dejamos algunos de los mejores consejos que hemos reunido para vosotros.

1. Limpieza primaveral por devoción

Antes de que empiece el mes, la hermana Razia nos recomienda que «hagamos sitio» para todas las bendiciones del Ramadán. Al igual que hacemos una limpieza de nuestras casas en primavera, debemos desechar de nuestras mentes todas las cosas que nos embarullan la cabeza. Esto es, liberarnos del rencor, la ira y la frustración que nos están atosigando y hacer sitio para el sabr (paciencia), taqwa (devoción) y la amabilidad que trae consigo el Ramadán.

Dos amigas leyendo juntas

2. Aprender del Ramadán anterior

Una vez hayas hecho (y logrado) lo anterior, es importante recordar las cosas de las que más te arrepentiste al final del Ramadán anterior y tenerlas en cuenta para realzar los aspectos en los que quieres centrarte este año. Tendrías que tener, aproximadamente, un mínimo de tres metas para este Ramadán. Estas metas tienen que ser claras y factibles, para que haya más posibilidades de que puedas conseguirlas. Por ejemplo, en vez de simplemente decir que esperas poder leer todo el Corán, planifica un horario y establece una meta diaria de lectura, por ejemplo, 10 minutos después de cada rezo. 

Una hermana planificando sus metas de Ramadán

3. Visualiza tu Ramadán ideal

Cuando hayas llegado hasta aquí, pregúntate cómo de bueno, genial o increíble sería tu Ramadán ideal. Como destacó la hermana Razia, de forma natural, tendemos a conformarnos con lo bueno, pero este mes tan dichoso es el momento ideal para esforzarnos y luchar para que este año sea genial o, incluso, increíble.

Esto significa ir adquiriendo, de forma gradual, nuevos hábitos en nuestro día a día, como, por ejemplo, incrementar el dhikr (rememoración de Dios), las oraciones voluntarias o reflexionar sobre nuestra fe. Desarrollar estos hábitos con antelación al Ramadán puede hacer que ya no parezcan tan nuevos cuando comience este mes. De hecho, para ayudarte a ello, ¡Islamic Relief ha lanzado unos recursos para ayudarte este Ramadán! 

Recursos de Ramadán

4. Perfecciona lo que es obligatorio

A la hora de añadir unos hábitos voluntarios espirituales a nuestra rutina, tendremos que cerciorarnos de que estamos haciendo nuestras oraciones diarias. Esto va más allá de simplemente rezar, consiste en hacer un esfuerzo por orar con puntualidad y con una mejor meditación. Aprender el significado de versículos concretos y meditarlos puede ayudarnos a conectar mejor con nuestras oraciones.

Niño rezando en la mezquita

Incluso antes de que vayas a empezar a rezar, haz el wudu (ablución) como una forma de purificación tanto corporal como mental. Hay muchas prácticas similares que podemos adoptar cuando estemos leyendo el Corán, pero esto es algo que tendremos que ir incrementando de forma gradual a la hora de prepararnos no solo para este mes, sino para después. Conectar de verdad con las palabras que estás a punto de leer es un paso importante para aprovechar y disfrutar plenamente de los versículos del Corán. 

5. No te olvides de purificar tu riqueza

Dona tu zakat

Por último, la caridad es una parte fundamental de nuestra fe como musulmanes. En estas próximas semanas, sé más caritativo y piensa en calcular tu azaque (zakat) con antelación. El mes de Ramadán es un buen momento para que los musulmanes donen su azaque, ya que todas las buenas obras se multiplican durante esta época. Este año también ha sido complicado para muchas de las familias de nuestra comunidad, por lo que plantéate hacer donaciones a tu banco de alimentos local o, incluso, implica a tus vecinos y entre todos haced una gran recaudación de alimentos.

Y 3 Consejos extra para preparar este Ramadán

Además de prepararnos de forma espiritual, hay una serie de cosas concretas que podemos hacer antes de que comience el mes de Ramadán. Cambiar un par de pequeñas cosas en nuestros hábitos diarios pueden ayudarnos a prepararnos tanto mental como físicamente para estas próximas semanas.

Estos pequeños cambios pueden incluir, por ejemplo, reducir nuestro consumo de cafeína, o teína, para evitar los fuertes dolores de cabeza de después. Tomar una taza menos de café o té, reducir la cantidad de cada taza o posponer tu primera taza de café o té, para el final del día, son algunos ejemplos. Reducir el tiempo que se pasa en las redes sociales también puede ser de gran ayuda, ya que nos permite tener más tiempo para reflexionar y meditar sobre nuestra fe.

Chicas con dolor de cabeza

Prepara tu hogar

También puedes modificar tu espacio para prepararte para el Ramadán. Como hemos dicho antes, este mes tan sagrado no consiste solo en un ayuno físico, sino en cultivar una mentalidad espiritual y, para lograrlo, nuestro entorno puede jugar un papel fundamental. Ahora que pasamos más tiempo en casa, este consejo puede ser más útil que nunca.

Decorar tu hogar puede ser una tarea divertida en la que toda la familia puede participar y nos ayuda a estar preparados para este mes con antelación. 

Preparar la comida como una forma de conectar

Otra forma de involucrar a toda la familia es preparar tus platos tradicionales. Por ejemplo, mi madre y mi abuela preparan y congelan samosas semanas antes del Ramadán, para que ya estén listas para nuestros iftares.

Familia preparando la comida

A la hora de hacer y preparar la comida para el iftar, puedes plantearte reservar un poco para tus familiares no tan cercanos o tus vecinos. Ofrecer y repartir comida de unos a otros puede ser una forma de estar conectados. Además, existe una barakah sensacional en cuanto a compartir comida, en especial, con una persona que está ayunando.

Ser conscientes de los protocolos por COVID-19

En las semanas venideras también será importante seguir cumpliendo con las medidas de seguridad por la COVID-19 y con las restricciones de tu localidad. Esto es vital para garantizar la salud de nuestra comunidad y, así, si Dios quiere, poder ser testigos de otras bendiciones que pueda traernos este Ramadán.

Estamos cerca de llegar a un momento en el que pronto podremos estar vacunados, pero hasta entonces, tendremos que ser pacientes y poner nuestro granito de arena para prevenir la propagación del COVID-19. 

Recursos de Islamic Relief para preparar este Ramadán

Para ayudarte a preparar mejor este mes tan dichoso, Islamic Relief ha reunido algunos recursos para ti y tu familiares que incluyen archivos descargables; una agenda de Ramadán y sets de actividades para los más pequeños

Recursos de Ramadán

A medida que nos acercamos a este mes tan dichoso, nos gustaría desearos a ti y a tus seres queridos un Ramadán gratificante y lleno de misericordia.

Por Yasmeen Razvi

Islamic Relief España © 2023 | Todos los derechos reservados

DONACIÓN RÁPIDA