Este año, un poco antes del día de Eid al Adha, Bangladesh sufrió  un aumento de casos de COVID 19. A pesar de todas las dificultades, Islamic Relief pudo entregar paquetes de carne de udhiya a millones de familias que durante el año no tienen la posibilidad de comer carne. La selección de los titulares de derechos para el programa de Udhiya se hace teniendo en cuenta la vulnerabilidad: personas en situación de extrema pobreza, viudas, niños huérfanos y personas con discapacidades. Todos los destinatarios estaban encantados de recibir su paquete de carne.

Bangladesh

Este año, Islamic Relief Bangladesh ha implementando la distribución de carne de Udhiya financiada por los socios de Islamic Relief a través de Islamic Relief Worldwide. Alhamdulellah se ha llegado a 6.000 hogares y alrededor de 25.000 personas. Se espera que el contenido de la carne cumpla con los estándares de salud y halal. El objetivo es aliviar la carga de las comunidades desfavorecidas proporcionando carne a sus familias mientras celebran el eid.

Ujila Begum es ama de casa. tiene 34 años y vive en la aldea de Afzalpur, Bangladesh. Algunas veces trabaja como apoyo doméstico en su barrio. Recibe alimentos como forma de salario y con ello alimenta a sus hijas.

Soy ama de casa y no tengo ingresos. A veces trabajo como ayudante en las casas de mi barrio. Me dan alimentos como forma de pago y lo comparto con los miembros de mi familia. Comemos dos veces al día. Poder recibir alimento 3 veces al día es un gran reto para mi.  No podemos permitirnos el comer carne durante todo el año. Una o dos veces al año mi marido intenta comprar pollo.  Sin embargo, comer una pequeña porción de carne no puede satisfacer el déficit nutricional.  Como resultado, la deficiencia de proteínas es muy común en los miembros de mi familia. 

Yo no dispongo de fuente de ingresos y mi marido trabaja como jornalero. La carne es un producto muy caro. Cada día luchamos por cubrir las necesidades básicas de nuestra familia a medida que los precios de los productos básicos se disparan tras la pandemia de Covid-19.

Todos en mi familia sufrimos desnutrición debido a la falta de proteínas en nuestra dieta. Como resultado, sufrimos constantemente enfermedades físicas tales como la pérdida de fuerza corporal. Esta falta de proteínas ha debilitado nuestro sistema inmunológico y nuestro desarrollo físico y mental también se enfrentan a graves dificultades.

 

Mi marido trabaja todo el día y con la cantidad que gana es simplemente imposible satisfacer todas nuestras necesidades alimentarias básicas. Vivimos en una pequeña cabaña hecha de bambú y chapas de hierro. No podemos cubrir los gastos educativos de nuestros hijos. Si alguien se enferma, tan sólo podemos visitar al curandero del pueblo. 

 

El Eid es para nosotros alegría, significa felicidad. Este día lo dedicamos a que Allah olvide y perdone todas las peleas, disputas y rencores y al disfrute del día.

El programa de Udhiya  de Islamic Relief es un programa de gran alcance y tiene un gran impacto sobre nuestras vidas. Significa mucho para nosotros. Mi familia y yo estamos extremadamente encantados de haber recibido el paquete de carne de Udhiya. 

 

Las actividades que realiza Islamic Relief son de gran beneficio. IR realmente trabaja en mejorar la vida de las personas que más lo necesitan. Estoy eternamente agradecida a Islamic Relief.

Islamic Relief España © 2022 | Todos los derechos reservados

DONACIÓN RÁPIDA