miércoles septiembre 21, 2022

Islamic Relief ayuda a millones de personas en un año de conflictos, hambruna y Covid-19

En 2021, el mundo se enfrentó a una serie de desafíos, desde nuevos conflictos ya en curso, un fuerte aumento del hambre, hasta los efectos prolongados de la pandemia de Covid-19 y el cambio climático. Ante estos desafíos, Islamic Relief ayudó a más de 11 millones de personas en 36 países.

También vimos la calidad de nuestro trabajo y nuestra responsabilidad ante las comunidades a las que servimos reconocidas por la recertificación del prestigioso Estándar Humanitario Básico (CHS), la auditoría independiente más sólida que se ofrece en el sector humanitario.

A pesar de la incertidumbre económica mundial, nuestros partidarios continuaron donando generosamente, llegando a recaudar 216 millones de euros para nuestro trabajo que salva y cambia vidas en todo el mundo.

Gracias a nuestros comprometidos socios y donantes y a nuestros dedicados trabajadores y voluntarios, el 2021 fue otro año de actividad y crecimiento vital e impactante de una de las organizaciones humanitarias de ayuda y desarrollo más grandes del mundo.

Nuestro Informe Anual de 2021, publicado hoy, muestra cómo Islamic Relief continuó ayudando a las personas vulnerables afectadas por la crisis, al tiempo que ayudaba a las personas y las comunidades a tomar medidas significativas hacia la autosuficiencia.

«Si 2020 fue el año en el que nos enfrentamos por primera vez a los desafíos del Covid-19, 2021 fue cuando el profundo y duradero impacto humano y económico de la pandemia se hizo evidente para todos», dice Waseem Ahmad, nuestro CEO.

«Apoyar a las personas más afectadas siempre ha estado en el corazón del trabajo de Islamic Relief, junto con la respuesta a la emergencia climática y los efectos duraderos de crisis y conflictos prolongados en lugares como Yemen, Siria, Afganistán y otros».

Rapidez para responder ante las crisis

Empleando más de 99 millones de euros en casi 430 proyectos de emergencia en 2021, Islamic Relief respondió rápida y efectivamente a algunas de las crisis más devastadoras del mundo, incluidos los terremotos en Indonesia y Pakistán, las inundaciones en Bosnia y Herzegovina y el ciclón en Somalia.

La crisis alimentaria mundial empeoró dramáticamente en 2021, los conflictos, el cambio climático y la migración forzada que dejaron a millones de personas al borde de la hambruna. En respuesta, implementamos más de 200 intervenciones de ayuda alimentaria y seguridad alimentaria el año pasado, ayudando a millones de personas, incluidos cientos de miles cada mes solo en Yemen.

Personas en una aldea de Kenia
En el condado de Garissa, en Kenia, las personas en la aldea de Shimbirey, afectada por la sequía, ahora pueden obtener agua de un pozo construido por Islamic Relief.

Nos mantuvimos firmes en nuestro apoyo al pueblo de Afganistán cuando su mundo se puso patas arriba debido a la sequía, los conflictos y el cambio político. Nuestro personal permaneció sobre el terreno, distribuyendo paquetes de alimentos y otra ayuda vital en 6 provincias, incluida la atención médica brindada a través de equipos de salud móviles.

Adaptándonos continuamente a las cambiantes restricciones locales y nacionales por motivo de la pandemia, nos esforzamos por garantizar que nuestra ayuda vital pudiera continuar llegando a las personas necesitadas de manera segura.

En 2021 continuamos desarrollando la resiliencia de las comunidades, ayudando a las personas en zonas propensas a desastres naturales a estar mejor preparadas para hacer frente a futuros eventos climáticos extremos.

 

Apoyamos el desarrollo a largo plazo

En línea con nuestra estrategia global, continuamos empleando más dinero en proyectos a largo plazo para lograr un cambio duradero en la vida de las personas, invirtiendo más de 83 millones de euros en intervenciones a largo plazo para ayudar a sacar a las comunidades de la pobreza.

Estos proyectos incluían el suministro de vacas en Chechenia y colmenas de abejas en Jordania para proporcionar a las familias una fuente de ingresos fiable. También llevamos a cabo formaciones profesionales en Bangladesh para ayudar a las personas que a menudo quedan excluidas del sector laboral (por ej: personas mayores) a ganarse la vida.

«Con lo que gano puedo conseguir todo lo que necesito. Ahora estoy viviendo una vida feliz», dice Fátima, de 61 años, quien recibió una vaca y un pollo de Islamic Relief y se mantiene vendiendo sus productos.

Um Ibrahim de Siria en un campamento de refugiados
Um Ibrahim vive en un campamento de desplazados internos en Siria. Islamic Relief ha proporcionado elementos esenciales de invierno para ayudar a su familia a superar los meses más fríos.

En 2021, ayudamos a más de 103,000 niños y adultos a acceder a la educación y brindamos atención médica a más de 3 millones de personas.

La generosidad de nuestros donantes nos ayudó a proporcionar acceso a agua potable, saneamiento e instalaciones de higiene para más de 775,000 personas; y su generosidad también nos permitió apoyar a un número récord de niños en situación de vulnerabilidad: más de 80,000 a través de nuestro programa de apadrinamiento de huérfanos.

Hicimos campaña por la justicia social

Islamic Relief continuó abogando por diferentes temas sociales en todo el mundo, empleando 2 millones de euros en la incidencia política por la justicia social.

A través de campañas y proyectos comunitarios prácticos, enfrentamos la crisis climática, apoyando a casi 320,000 personas a adaptarse a los desafíos del cambio climático. También publicamos 3 documentos de investigación y políticas repletos de información sobre la migración inducida por el clima y la adaptación.

En noviembre, nos aseguramos de que los responsables de la toma de decisiones escucharan las voces de las comunidades sobre la emergencia climática, llevando a cabo 10 eventos en y alrededor de la cumbre climática, COP26.

Mujer en Indonesia
Una titular de derechos en Lombok, Indonesia, posa con la comida que compró con el vale en efectivo que recibió a través de Islamic Relief.

En 2021 también continuamos haciendo campaña por los derechos de las mujeres y las niñas, trabajando para poner fin a las prácticas nocivas y la desigualdad. Más de 100 proyectos abordaron la violencia de género y seguimos siendo implacables en nuestros esfuerzos por cambiar las actitudes y prácticas de la comunidad en temas como la mutilación / ablación genital femenina, y el matrimonio precoz y forzado.

Islamic Relief también actuó como un salvavidas para aquellas personas obligadas a huir de sus hogares por seguridad, ayudando a las personas refugiadas de todo el mundo a satisfacer sus necesidades básicas, así como apoyándolas para que puedan comenzar a reconstruir sus vidas.

Introspección para mejorar

La calidad de nuestro trabajo y la responsabilidad de Islamic Relief como organización fue reconocida por la recertificación del CHS. Afirma que continuamos administrando nuestros recursos de manera efectiva, diseñando programas que crean un impacto positivo y escuchando a las comunidades a las que servimos.

Si echamos la vista atrás a los hitos de 2021, es con la conciencia de que todavía queda mucho por hacer. En Islamic Relief, estamos más inspirados que nunca para continuar ayudando a las personas necesitadas, donde y cuando más nos necesiten.

Nuestro más sincero agradecimiento a nuestros generosos donantes y socios por su continuo apoyo en estos tiempos difíciles.

Lee más en el Informe Anual 2021 de Islamic Relief sobre cómo tu apoyo ha marcado la diferencia en las vidas de millones de personas vulnerables en todo el mundo.

Ayuda a Islamic Relief a continuar con su trabajo vital ayudando y empoderando a las personas más vulnerables del mundo. Dona ahora.

Islamic Relief España © 2022 | Todos los derechos reservados

DONACIÓN RÁPIDA