Diario de un viaje indescriptible

Capítulo 3: “Nuestro destino de viaje nunca es un lugar, sino una nueva forma de ver las cosas”. – Henry Miller

23 de agosto de 2019: campamento 5* y más preparativos

Tras apenas un día conviviendo todos juntos (españoles, italianos y libaneses) nos sentíamos ya miembros de una familia unida. Por las mañanas, las dos hermanas catalanas, Ahlam y Yasmina, eran las primeras siempre en bajar a ayudar a poner la mesa del desayuno. Después nos incorporábamos los más lentos y colaborábamos.

El día anterior, habíamos decidido ir a visitar un campamento de la zona en el que viven mujeres sirias viudas o que desconocen el paradero de sus maridos. Al ser un campamento exclusivo para mujeres y niños, sus hijos varones deben abandonarlo una vez cumplen la mayoría de edad. A raíz de las explicaciones de nuestros compañeros del Líbano, yo acabé denominándolo “campamento de cinco estrellas” (nótese la ironía). Nos comentaron que sólo porque las mujeres no pagan el alquiler y viven en caravanas es considerado el mejor campamento de refugiados de la zona.

Nos recibió el responsable del campamento y nos explicó la situación en la que viven estas mujeres con sus hijos y cómo IR les ayudaba con el apadrinamiento (trece familias se benefician de él), paquetes de alimentos, carne de Udhiya y asistencia psicosocial. La estrategia de IR tiene un enfoque holístico, busca cubrir las necesidades de los más vulnerables, proporcionándoles todo lo que necesitan y mejorando la calidad de la ayuda.

Después nos dividimos y fuimos a entrevistar a algunas mujeres con su previo permiso, obviamente. La primera mujer que nos abrió las puertas de su humilde refugio nos contó cómo lo perdió todo en Siria y tuvo que huir con sus tres hijos pequeños hasta llegar al Líbano. Tiene problemas de salud y se ha tenido que someter a varias operaciones. Dos de sus hijos iban al colegio en Siria, pero, en estos momentos, su educación está paralizada.

La segunda mujer a la que entrevistamos es madre de tres niñas y lleva viviendo en este lugar tres años y medio. Las tres pequeñas van al colegio y para matricularse tienen que pagar $100 cada una. Aún no ha podido matricularlas en este curso 2019-2020. IR les proporciona paquetes de alimentos y el apadrinamiento.

La tercera y última mujer a la que entrevistamos en este campamento es madre de dos niños pequeños y vive con su madre, sus hermanas y sobrinos. Esta familia se cobija en dos caravanas. Me llamó la atención, una vez más, el habitáculo de 10 m2 en el que toda una familia vive día tras día. ¿Te has imaginado alguna vez tener que compartir habitación con tus hermanos y padres? Estoy segura de que no. Pero es una realidad ignorada que ocurre en otras partes del mundo.

Todas las mujeres nos dieron una cálida acogida y estaban dispuestas a hablarnos de su situación abiertamente. Gracias a Dios, Islamic Relief continúa ayudándolas para que puedan sacar adelante a sus hijos y tener un futuro mejor.

En un pequeño patio que había dentro del campamento, estuvimos jugando con los niños durante una media hora. No teníamos juguetes ni ningún objeto con el que jugar. Con una bolsa de patatas, que después sustituimos por una botella de agua, jugamos al pañuelo. Giramos en corro, les hicimos una pequeña actividad de apoyo psicosocial y disfrutamos. Sí, nos reímos con ellos y, en tan solo unos minutos de diversión, nos regalaron sus mejores sonrisas. Cuando nos despedimos, las niñas se me echaban encima, abrazándome y dándome besos. No cabía en mí de ternura. Esto tan sólo era el preludio de lo que nos esperaba en los días siguientes.

Regresamos al Azhar, nos esperaba un largo día de preparativos. Decoramos la sala en la que celebraríamos la ceremonia de apertura al día siguiente y terminamos de preparar el material para las clases. Recuerdo que los monitores que nos encargábamos de las clases de inglés nos pasamos toda la tarde recortando y clasificando fichas de vocabulario hasta la noche. La emoción de saber que, al día siguiente, por fin empezaba el Summer Activities nos embriagaba a todos y se respiraba en el ambiente.

Leer todos los capítulos:

Introducción: Viaje al Líbano ¿Cómo comenzó todo? Leer más »

Capítulo 1: 21/08/2019: Sueño, cansancio y aterrizaje en Beirut Leer más »

Capítulo 2: 22/08/19: Toma de contacto y preparativos Leer más »

Capítulo 3: 23/08/19: campamento 5* y más preparativos Leer más »